Muchas cosas ocurren en nuestra mente; pensamientos de bien y de mal llegan y van.
Pero una cosa es que lleguen pensamientos y otra muy diferente es el hecho de que se queden en nosotros y que se conviertan en parte de nuestras creencias o capacidades o incapacidades.
Hoy quiero llamar tu atención para que no tengas una mentalidad de derrota.
Si has vivido recientemente o estás pasando situaciones difíciles, no quiere esto decir que así será siempre… la Palabra de Dios nos enseña que “La lluvia cae sobre todo el mundo”. (Mateo 5:45); esto quiere decir que las dificultades o nos llegaron, o nos llegarán a todos en algún momento.
Quiero entonces llamar tu atención sobre algo, porque los cristianos tenemos algo que los demás no tienen… “el favor de Dios, la protección de Dios y la gracia y misericordia de Dios”.
Es por eso que no puedes mantener tus pensamientos de derrota en tu mente.
Si permaneces en fe, serás capaz de decir “aunque llegue la dificultad mi Dios me mantendrá de pie”.
Repito algo que he escrito y dicho muchas veces, “tu pasado o tu presente no determinan tu futuro… solo Dios lo hace”.
Tal has pasado por una relación violenta, muy mala en el pasado; Pero Dios traerá a alguien mejor, a la persona correcta. Tal vez fuiste maltratado en la infancia, pero hoy el Señor puede sanar tu corazón para que empieces a vivir en victoria… porque en el Señor veremos la victoria
Cuando estamos en Jesús, cuando nuestra vida está edificada sobre la sobre esa roca, no somos los mismos, somos aumentados, no nos quedamos estáticos, somos dinámicos, no nos conformamos con lo que ya experimentamos de Dios creemos por más de Dios.
Te exhorto a no pasarte toda tu vida pensando en quien te lastimó y en lo que no funcionó.
Más bien, sacude la débil mentalidad derrota y ábrele las puertas de tu mente y corazón a la Palabra de Dios, porque así el Señor hará de tu un(a) guerrero(a)… y no olvides que un miembro activo del ejercito de Dios nunca se queja.
Amado(a) no mantengas pensamientos de derrota, cámbialos por pensamientos de victoria
Oremos: “Señor, hoy vengo ante ti a poner mis pensamientos, recuerdos y situaciones vividas ante ti. Renuncio al pesimismo, a las dudas, al temor y a la angustia que causan mis pensamientos. Me acerco a ti y acepto Tu Palabra para que sea esta la que edifique mis pensamientos y me lleve a creer en lo Tú quieres que crea, lo declaro en el nombre de Jesús, Amen”
Versículo: “para que sean hijos de su Padre que está en el cielo. Él hace que salga el sol sobre malos y buenos, y que llueva sobre justos e injustos”. Mateo 5:45(NVI)
Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com