Tenemos diferentes percepciones del tiempo; por ejemplo, cuando hay necesidades y compromisos que cumplir, el tiempo se nos hace corto, a veces extremadamente corto; pero cuando estamos en un retiro personal totalmente relajados en el campo y alejados de las preocupaciones, entonces el día se nos hace largo.
Cuando esperamos por un milagro, también tenemos la percepción de que el Señor se está tomando más tiempo de lo que se piensa o espera.
Te invito hoy a que ¡no te rindas!, independientemente del tiempo que haya pasado desde la primera vez que le oraste por ese milagro al Señor.
Es posible que el tiempo de tu milagro esté a la “vuelta de la esquina”. Que el cambio de temporada esté por llegar; puede ser que tu cosecha de bendición está por germinar, porque has sembrado en fe y el momento de recoger ha llegado.
Tal vez te preguntas ¿Y cuándo será esto?… podría ser hoy, mañana, la próxima semana, el próximo mes o tal vez el próximo año; sólo ten presente que “todo lo de Dios ocurre en el momento correcto”
Que no desfallezca tu fe, que no pierdas la esperanza, ni que desmalles en tu estado de ánimo; eso es lo que quiere el enemigo de tu vida. Por el contrario, cada mañana alimenta tu fe con la Palabra de Dios, nunca olvides que Dios es fiel y que sus promesas son reales; y su Palabra dice que “los que confían en el Señor renovaran sus fuerzas”
Por tanto, si habías perdido toda esperanza… levántate, Dios me ha puesto con este mensaje para darte ánimo, para ayudarte a continuar, para que sigas creyendo; es más, para decirte que debes declarar audiblemente el favor de Dios. Te insto para que veas este día y los que vendrán con otra mirada, con la de la expectativa; haciendo el bien, amando a los demás, hablando palabras de bendición, eliminando toda carga negativa y declarando las promesas de Dios sobre tu vida. Rodéate de personas de fe, acércate a quienes te pueden dar ánimo y a quienes igualmente tú puedas motivar. Mira al cielo y déle gracias a Dios anticipadas por lo que Él va a hacer. En el tiempo correcto recibirás el milagro.
Oremos para que todos aquellos que están en momentos de angustia encuentren paz y afirmen su fe en el Señor, sin angustia por el tiempo.
Versículo: “…los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán” Isaías 40:31
Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

¿Qué opinas acerca de esta publicación?