Buen Dia – Pedir y Confiar

creer-y-actuarAunque a veces no lo reconozcamos nosotros tenemos preferencia por algunas personas.
Pero Dios no es así, Él no tiene preferencias, todos Sus hijos somos iguales delate de Él.
Por tanto, Sus promesas y Su Palabra son para todos por igual. Jamás Dios se dedica a humillar a su pueblo con falsas expectativas que nunca podrían alcanzar, o con algo que para unas personas es alcanzable, pero que es un reto frustrante e inalcanzable para todos los demás. Ahora, es necesario comprender que uno no podrá lograr esas promesas si su modelo es el mundo, así solo habrá derrotas y frustración. Usted, como individuo, tiene sus presiones, dificultades y circunstancias especiales, pero Dios le ofrece la manera de manejarlas para que usted llegue a ser su persona especial. La pregunta es: ¿cómo?
En primer lugar, pídale a Dios. Pídale que cultive su carácter. Pídale que le dé satisfacción con lo superficial y un deseo más profundo por lo espiritual. Póngase a Su disposición para que Él le cambie. Busque su dirección para las cosas que necesita. Permita que Él le ayude a fijar metas razonables. Escríbalas para que lleve un registro escrito de sus oraciones y su contestación.
Pídale a Dios que le ayude a poner más énfasis en lo que está sucediendo en lo más íntimo de su corazón y menos énfasis en las cosas externas, en lo superficial, en lo temporal.
En segundo lugar, confíe en Dios. Confíe el control de las circunstancias que le rodean, esas que usted quizás está utilizando como excusa para no ser la persona que quiere ser. No espere hasta que sus circunstancias sean perfectas, pues nunca llegará ese día.
Pero hoy puede ser el primero de su nuevo estilo de vida
Confíe totalmente en Dios y búsquele con todo su corazón, verá como todo cambiará a su alrededor.
Oremos: “Señor, pongo mi vida en tus manos, renuncio a alcanzar tus propósitos usando mis planes y estrategias, decido confiar en tus planes sin dudar, lo creo y declaro en el nombre de Jesús, Amen”
Versículo: “Por la mañana hazme saber de tu gran amor, porque en ti he puesto mi confianza.
Señálame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma”. Salmos 143:8 (NVI)
Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com