Cómo ser Genuinos y Sinceros?

Romanos 12:9 “El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno.”

El pasaje de hoy nos muestra la cruda realidad del ser humano que intenta mostrar una cosa que en realidad no es. La Biblia llama a esa doble vida… fingir.

En todos los ámbitos, donde nos movamos, vamos a encontrar a muchos “actores de la vida cotidiana”, mostrando una cara distinta de lo que son en realidad. Lo hacen con tal profesionalismo que uno no puede darse cuenta, a simple vista, que están fingiendo.

¡Nosotros, muchas veces también somos así! Saludamos a los compañeros de trabajo con una sonrisa pero en el fondo los detestamos, nos encontramos con algún “amigo” en la calle pero en el fondo “no lo pasamos”, vemos a un hermano en la iglesia y le hablamos como hermanos “muy espirituales” pero por dentro sabemos que estamos fingiendo, pues tenemos muchas cosas contra ellos.

Como cristianos hemos sido llamados a ser amantes de la verdad, a mostrar el amor de Cristo para con todos. Este amor trasciende el sentimiento y el razonamiento. Es un amor divino que viene de lo Alto.

La invitación del Espíritu Santo es a que decidas en este día, vivir sin máscaras y caminar demostrando amor sincero. Sólo si nos ponemos en las manos del Gran Alfarero podremos ser moldeados para ser vasijas de Su Amor.

Oración: En este día, Dios mío, te entrego mi máscara que sólo sirve para ocultar la falta de amor que debo mostrar para con los demás. Decido en este día caminar en genuino y sincero amor que viene de Tu hermosa presencia. Ayúdame a vivir en Tú estilo de vida de amor. ¡Gracias por hacerlo Señor! En el nombre de Cristo Jesús. Amén.

Por: Ritchie Pugliese


      

Dejanos tus comentarios