¿Por qué te preocupas?
Te dije una vez y te lo vuelvo a repetir, Yo soy tu Dios, el que hace posible
lo imposible y aquel que cumple todas y cada una de sus promesas.
Mi tiempo es perfecto, confía en mí.


Porque te tomé de los confines de la tierra, y de tierras lejanas te llamé, y te dije: Mi siervo eres tú;
te escogí, y no te deseché. No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque
yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te
sustentaré con la diestra de mi justicia.  
Isaías 41: 9-10.

¿Qué opinas acerca de esta publicación?