Si tengo a Cristo, nada me falta. Él es mi mejor amigo, nunca estoy sola

 Si tengo a Cristo, nada me falta.  
Él es mi mejor amigo nunca estoy sol@.

En todo tiempo ama el amigo, y es como
 un hermano en tiempo de angustia.

                                                                             Prov. 17:17