Su Maravillosa Fidelidad

“Pero fiel es el Señor, que os afirmará y guardará del mal”. (Reina – Valera)

“Pero el Señor es fiel, y él los mantendrá a ustedes firmes y los protegerá del mal.” (Dios Habla Hoy) 2ª Tes. 3:3

La fidelidad de Dios va mucho más allá que nuestra fidelidad.  El nunca cambia, nosotros si.  El Señor siempre es el mismo en Poder, en Majestad y en Autoridad, nosotros no somos siempre iguales. Tenemos días buenos y otros malos; días de tranquilidad y otros de dura lucha.  Con Dios no sucede éso, pues El es estable, fiel a cada instante por los siglos de los siglos.

Cada día es una nueva aventura para vivir si nos animamos a tomarnos de la mano de Aquél que es fiel.  La única manera de permanecer fieles a Dios y a sus preceptos registrados en Su Palabra (la Biblia), es cuando decidimos literalmente “colgarnos” de Aquél que es siempre fiel.  Cuando eso sucede, empezamos a ver y a sentir la obra de Dios en nuestras vidas, afirmándonos y a la vez guardándonos del mal.

La fidelidad del Señor es tan grande, que debemos pedir en este día al Espíritu Santo que abra nuestros ojos espirituales, para que podamos ver y recibir las muestras de Su amor que es una revelación de Su fidelidad.  Cuando eso suceda, seremos afirmados en nuestro andar cristiano y continuaremos guardados de todo mal.

Oración: Te pido perdón Señor porque muchas veces veo Tu fidelidad como si fuera la mía, que es inconstante.  Abre mis ojos en este día para darme cuenta que Tu fidelidad es desde siempre y para siempre.  ¡Tú fidelidad es grande para conmigo hoy y siempre!  Te lo agradezco en Cristo Jesús  ¡Amén!

Por: Ritchie Pugliese


      

Dejanos tus comentarios