La Piedra

El distraído, tropezó con ella
El violento, la uso para herir
El emprendedor, la uso para construir
El campesino cansado, la uso para sentarse
El niño la uso como juguete
David la uso para matar a Goliat
y Miguel Ángel, saco de ella un bella escultura.

En todos los casos, la diferencia no estuvo en la piedra, sino en el hombre!
No existe piedra en tu camino que no puedas aprovechar para tu propio crecimiento.
Aprovecha todos los obstáculos para aprender y engrandecer tu destino.

El que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo. Filipenses 1:6