Single-womanSu Pregunta o Petición:

Tengo 32 años y estoy soltera, me he aislado de todo y de todos. Pues ya sea en la iglesia, mi trabajo, mis amigos me ven rara. se burlan y esto me hiere, y me pregunto qué mal yo tengo porque no he podido casarme y creo que si no fuera cristiana, no aguantaría este sufrimiento que me tiene triste, sola, sin esperanza. Solo le pido a Dios que por favor se acuerde de mí y me ayude a encontrar a alguien que me ame y yo a él.

 

Respuesta de El Versículo del Día:

 

Yo al igual que tú sé que se siente cuando la soltería se extiende más allá de los parámetros de nuestra sociedad. Tus amigos comienzan a casarse e inmediatamente tienden a presionarte para que te cases, la familia no deja de insinuar que estas tarde, como si tu fueras tú  la culpable de no encontrar a esa persona idónea.

Primero quiero resaltar algunos puntos que quizá desconozcas:

  • Muchas personas se casan por el simple hecho de no estar solos o porque entienden que su edad se lo exige. Por lo general estos matrimonios no prosperan y como pareja son muy infelices, aunque en apariencia vivan un cuento de hadas.
  • La mayoría de las personas que se casaron muy pronto anhelan volver a la soltería para vivir las experiencias que no vivieron cuando aún eran solteros.
  • Para obtener un matrimonio cristiano y fuerte se requiere de la madurez espiritual de cada uno porque de esto depende que sepan reconocer la persona idónea (sin estar basados en la apariencia) y además estar fundamentados (realmente) en Cristo es básico para el futuro de la familia que formarán.

 

Investiga con personas de confianza que estén casadas, ellos podrán orientarte sobre que es mejor esperar tu tiempo que tomar una decisión desesperada. De esta manera podrás calmar un poco tu ansiedad por el matrimonio.

Te puedo sugerir que no desaproveches el tiempo libre que tienes por delante. Como solteros tenemos una ocupación según 1 Corintios 7:32-34

El soltero se preocupa por las cosas del Señor, de cómo agradar al Señor; pero el casado se preocupa por las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer.”…….“La doncella se preocupa por las cosas del Señor, para ser santa tanto en cuerpo como en espíritu; pero la casada se preocupa por las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido.”

 

Tienes la libertad y el privilegio de involucrarte en todas las actividades de la iglesia que casi nadie puede hacer porque no disponen de tiempo libre. Y tú posees libertad de horario para tener intimidad con Dios por el tiempo que quieras ya sea en la noche, la mañana, la tarde o de madrugada; esto te permitirá crecer espiritualmente.singlefriends

Sé que con frecuencia te sentirás triste, pues los seres humanos fuimos creados para estar en compañía; pero ocupa tu mente en la parte positiva de la soltería. Pega a la pared versículos que te fortalezcan y repítelos en voz alta cada vez que los veas. Viaja aunque sea en tu propia ciudad, estudia, implementa proyectos, hazte un nuevo círculo de amigos que compartan tus gustos o sean solteros cristianos y puedan hacer actividades juntos, procura usar tu tiempo en lugar de desperdiciarlo.

Según lo que nos escribiste tu estas esperando por una persona especial. Permíteme decirte esto “Lo especial cuesta” así que debes asumir un papel de luchadora y vencedora. Debes orar más, adorar más a Dios y hacer ayunos (no para que te de un esposo; sino para fortalecer tu fe). Todo esto te preparará a ti como un ser especial para ser entregado a otro ser especial y además estarás agradando a Dios, pues aun sin tener aquello que deseas estarás dedicándole tu amor y tiempo a tu Padre celestial.

Ocupa tu tiempo en deleitarte en Dios; “Deléitate en jehová y él te concederá las peticiones de tu corazón.” Salmo 37:4

mis-sueos-y-metas-3-728No pierdas la fe, Dios tiene un hombre especial para ti. Los que esperan en Jehová no serán avergonzados. Pídele a Dios que te llene de paz interior y de su gozo. Tu tiempo de espera valdrá la pena si sabes resistir al mundo y persistir en el Señor. Aunque seas soltera demuestra al mundo que el gozo del Señor es tu fortaleza.

Te recomendamos leer y meditar en 1 Corintios 7, este capítulo te orienta sobre la soltería y también sobre las responsabilidades que tendrás cuando te cases.

Dios te bendiga y te de la fortaleza para pelear la buena batalla de la fe.