mejor dos que uno

A veces las circunstancias de la vida nos abruman con frustraciones,

sufrimientos, temores, luchas en las relaciones, dudas.

La lista es interminable. Al enfrentarnos con éstas,

debemos darle gracias a Dios porque hemos hallado

 amistades que nos han ayudado a compartir las cargas

 y aliviar la desesperación. El saber que alguien se preocupa

 por nosotros y que está orando por nosotros nos

ayuda a enfrentar lo peor. Pero lo más importante

 que debemos tener presente es que

Jesus siempre está a nuestros lado para

 extendernos las mano.

 

Amado Dios, gracias y mil gracias por los regalos de amigos

que me has dado, te pido que los bendiga de una

 manera súper especial, concediendo las peticiones

 de su corazón y puedan cumplir

 sus metas en este próximo año 2011.

 

 

Mejor son dos que uno, pues reciben

 mejor paga  por su trabajo.  Porque si caen,

 el uno levantará a su compañero;  pero

 ¡ay del que está solo! Cuando caiga
no habrá otro, que lo levante.

Eclesiastés 4:9-10

PUBLICACIONES SIMILARES

0 161

0 225

0 508

0 428