Niños mimados, adultos débiles: llega la ‘generación blandita’; Encontré un escrito con este título y eso me trajo recuerdos sobre como fuimos criados la mayoría de nosotros y lo que somos hoy día:

Cuando yo me caía mis padres me decían “levante que eso es para el crecimiento”. Hoy sin importar las adversidades y fracasos tengo la entereza para levantarme y comenzar de nuevo sin importar cuantas veces deba intentarlo.

Cuando sacaba buenas notas no me daban ningún regalo, pues ese era mi trabajo. Así que hoy día soy responsable de mis deberes y me mantengo en un puesto de trabajo.

Hay cosas que yo quería que nunca me compraron; porque la gente se cubre hasta donde la sabana le alcanza. Hoy sé cómo trabajar y ahorrar para conseguir las cosas que quiero y no tengo la persecución de cobradores porque conozco mis limites financieros.

Mi mamá me decía “no eres monedita de oro para agradarle a todo el mundo”, Uff Gracias mami, hoy no sufro depresión si alguien no quiere mi amistad o mi amor pues nunca agradaremos a todo el mundo.

Hay mucho más que decir pero sin alargar más, quiero resaltar que meditemos sobre el carácter que estamos desarrollando en nuestros hijos al tratar de darles todo lo que nosotros no recibimos cuando fuimos niños; pues hoy somos hombres y mueres de bien precisamente por las carencias y limitaciones que se nos presentaron.

La nueva generación de niños necesitan desarrollar:
Limites
Valores
Amor propio
Amor y respeto por los demás

Así como nos preocupamos sobre sus estudios, tenemos la obligación de definir el tipo de persona que estamos entregando a Dios y a la sociedad.

Proverbios 22:6 dice “Dirige a tus hijos por el camino correcto, y cuando sean mayores, no lo abandonarán.”

Instruir o dirigir al niño por el buen camino, va mucho más allá de llevarlo a la iglesia y leerle la biblia; debemos ser conscientes de lo queremos transmitirles y lo que queremos que ellos tengan como esencia en su diario vivir. Eduquemos para que mañana ellos puedan vivir sin nosotros y puedan ser útiles a su entorno, es la única manera de asegurar que ellos tendrán una vida satisfactoria.

Tomemos esto en serio. Aún estamos a tiempo.
Dios te bendiga y te guarde.

Por: Mildred Natera

¿Qué opinas acerca de esta publicación?