divorsioSu Pregunta o Petición:

Que sea DIOS restaurando mi vida espiritual, mi familia y mi hogar. Que se haga la voluntad de El con el problema que vengo enfrentando al respecto de mi hogar. Que si es la voluntad del divorcio que sea Dios que ponga palabras sabias al abogado y que le dé una conciencia y mentalidad de conciliar con mi esposa con respecto al hogar nuestro. Que sea la voluntad de DIOS quien obre en beneficio nuestro y que me de fuerzas para aceptar lo que se concilie. Que DIOS cambie mi corazón que nunca me separe de su amor celestial y de su bendita palabra. Que donde yo vaya declare que Jesús es mi pastor y nada me faltará, que si se cumple lo del divorcio que el Señor me de todo el amor que necesito para olvidar a esa mujer que lo fue todo para mí.

Pero sé que nada me apartará del amor de Cristo y nada terrenal lo remplazará en mí. Señor conforta mi alma y corazón porque tú sabes lo enamorado que he estado de mi esposa y hogar; y lo que DIOS une no lo separara el hombre; eres tu Jesús quien tiene la última palabra.

 

Respuesta:

Estimado hermano, es muy valiente la manera en que usted está afrontando esta decisión tan importante y dolorosa en su vida. Que alentador es saber que usted está poniendo sus cargas en las manos del Señor tal como Jesus nos recomendó en Mateo 11:28 Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar.”

Cuando oramos es imperativo que pidamos que la voluntad de Dios sea la que prime; pues nosotros, en nuestra limitada visión no sabemos las verdaderas razones de las circunstancias.

Por dolorosa que sea la situación que estemos viviendo debemos confiar en que Dios hará lo mejor para nosotros. Cuando Jesus iba a ser entregado para su crucifixión, estaba orando para fortalecerse en tan duro momento de su vida terrenal, dice en Mateo 26:39  “Y adelantándose un poco, cayó sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, que pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú quieras.”

 

Que difícil oración, sabiendo que el dolor iba a atravesar su vida; pero el soportó porque la recompensa posterior era mayor que el dolor que estaba viviendo. Así mismo debemos nosotros ser valientes cuando tengamos que aceptar la voluntad de Dios en nuestra vida. Puede ser dolorosa; pero Dios se glorificará en nuestras vidas después de pasada la tormenta.

Lo que usted debe saber, que como usted está poniendo su confianza en Dios, Él está a su lado confortándolo, animándolo y llenando su alma de paz. Aunque su barca esté siendo fuertemente removida por  la tormenta Jesús está ahí con  usted. ¿Parece que está dormido? No, solo está observando como usted reacciona y pone en práctica su fe; pero él está ahí más cerca de lo que piensa.

Nuestro grupo de oración estará intercediendo por usted y por la situación que atraviesa. Siga confiando en la Dios, porque Él es bueno todo el tiempo.

Muchas Bendiciones.