Opinión sobre la masturbación
Inline image 1
Su Pregunta o Petición:

Hola, les envío un cordial saludo desde Guatemala. Quiero agradecerles por todo el material que publican. Me a servido de mucho en mi vida espiritual. Tengo una pregunta que quisiera me la contestaran a la luz de la palabra de Dios: Será bueno, o es correcto masturbarse? Y si no por qué? De antemano les agradezco. Que Dios Nuestro Señor los siga bendiciendo.

 

Respuesta:

 

Estimado;

Gracias por escribirnos, y nos alegra grandemente saber que ha sido edificado con los mensajes que hemos publicado. Esperamos que el Dios de toda gracia cumpla Su propósito en usted.


Respondiendo a su pregunta, recuerde que en estos tiempos a lo malo le dicen bueno y a lo bueno malo. No es de extrañarse cuando escuchamos decir: “Que eso no es nada”, “Que eso es natural”; pero nuestra guía de vida, la Palabra de Dios, nos indica que lo espiritual está contrario a los deseos de la carne según puede confirmar en Gálatas 5:16-17 “Digo, pues: Andad por el Espíritu, y no cumpliréis el deseo de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne, pues éstos se oponen el uno al otro, de manera que no podéis hacer lo que deseáis


Queremos que usted sea consciente que un acto de satisfacción sexual como la masturbación puede darle unos segundos de placer; pero espiritualmente abre puertas al enemigo que puede tomarle mucho tiempo para cerrar y los estragos pueden ser grandes.


Queda sobre entendido que si buscamos crecer más en lo espiritual debemos evitar los deseos de la carne que en nada nos aprovecha.

 

Para darle más argumentos basados en la biblia por favor lea: 

1 Corintios 6:18-20 “Huyan de la inmoralidad sexual. Todos los demás pecados que una persona comete quedan fuera de su cuerpo; pero el que comete inmoralidades sexuales peca contra su propio cuerpo.  ¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios? Ustedes no son sus propios dueños; fueron comprados por un precio. Por tanto, honren con su cuerpo a Dios.”


Observe donde vive el Espíritu Santo, vive en usted. Su cuerpo pasa a ser el hogar del Santo Espíritu de Dios. No somos dueños de nuestros cuerpos, pues el Señor lo ha comprado y esta compra, pagada con sangre, nos limpió y nos hace santos, así que debemos procurar mantener esta santidad en todos los renglones de nuestra vida. Debemos honrar a Dios con lo que hablamos, con lo que pensamos, con lo que miramos y con nuestro cuerpo.


Desconocemos si su estado civil es soltero o casado, en tal virtud le exhortamos también ver los versículos siguientes:

Pero si no pueden dominarse, que se casen, porque es preferible casarse que quemarse de pasión.” 1 corintios 7:9


“No obstante, por razón de las inmoralidades, que cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido. Que el marido cumpla su deber para con su mujer, e igualmente la mujer lo cumpla con el marido. La mujer no tiene autoridad sobre su propio cuerpo, sino el marido. Y asimismo el marido no tiene autoridad sobre su propio cuerpo, sino la mujer.” 1 Corintios 7:2-4


También le recordamos que siempre podemos ir confiadamente delante del Padre en oración con cualquier situación, aflicción o duda que tengamos. Entréguele a Dios sus debilidades tomando como referencia la promesa que Él nos hace en 2 Corintios 12:9 “….Mi poder se perfecciona en tu debilidad”. Reconozca que hay cosas que están fuera de su control y que usted quiere cambiar, entréguelas al Señor y estamos seguros que pronto usted podrá dar testimonio del poder de Dios sobre su vida.


Unas recomendaciones finales:


Identifique cuales son las situaciones que le llevan a los deseos sexuales y suprímalas o evítalas. Algunas sugerencias son:


·         Evite y deshágase de revistaslibros y cualquier medio impreso con desnudos o provocativos.

·         Evite ver videos, películas con contenido sexual o que emule lo erótico.

·         Procure no quedarse hasta tarde en su computador (sin causa realmente útil y justificada)

·         Elimine o bloque usuarios de sus redes sociales que publican contenido sexual. (usted debe codearse de personas que le aporten, no lo contrario).

·         Evitar demasiado descanso, siestas y tiempo de ocio.


Cualquier acto de inmoralidad sexual ofende a Dios, incluyendo la masturbación. Procure tener su agenda equilibrada y ocupada en cosas que exalten al Señor.


Recuerde que Dios es tres veces Santo (Santo, Santo, Santo) y Él quiere que sus hijos vivan en santidad. Si amamos a Dios, obedezcamos Su palabra.


Dios le bendiga y le guarde.


El equipo: El versículo del día

www.elversiculodeldia.com

¿Qué opinas acerca de esta publicación?