La obra que Cristo Jesús hizo a favor mío fue perfecta. Su muerte y resurrección me libró de las consecuencias del pecado. Su ascensión a los cielos hizo que yo tuviera un intercesor a favor mío junto al Padre. Espero su Segunda Venida que hará que se cumpla en mí su plan perfecto para toda la eternidad.  (Jorge L, Cintrón)

¿Qué opinas acerca de esta publicación?