PENSAMIENTO DIARIO – LA TENTACIÓN

La tentación no es pecado, pero hay que tener cuidado cuando aflora en nuestras vidas. No se puede permitir que la tentación se mantenga dando vueltas en nuestros pensamientos porque nos puede llevar a caer en pecado. El creyente en Cristo Jesús tiene poder para vencer la tentación porque le ha sido dada la mente de Cristo. Cubre tu mente continuamente con el recuerdo de tu experiencia de salvación y con los beneficios que tiene el ser un hijo de Dios. Piensa en lo verdadero, lo honesto, lo justo, lo puro y lo amable. Echa fuera los pensamientos mal sanos y vencerás toda tentación. (Jorge L. Cintrón)