Reflexiones – Confiar sin ver o ver para creer?

Hebreos 11:1 “Tener fe es tener la plena seguridad de recibir lo que se espera; es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos”.

Estaba limpiando mi auto en la calle, enfrente al portón de mi casa, usando una escobilla especial, que retira el polvo como por arte de magia.

Una pequeña niña apareció y, parándose a mi costado, se quedó mirando mi trabajo. -”Mi padre también tiene una escobilla para limpiar su auto, igual a la suya”-, dijo ella.
-”Que bueno”-, yo contesté. Y, con el propósito de mantener una buena conversación con la niña, le pregunté: -“¿Y cuál es el auto de tu papá?”-

-“Oh”-, dijo la niña, -“él aún no tiene auto, pero ya compró la escobilla de limpieza para cuando tenga uno”-.
¡Cómo sería bueno si aprendiésemos a confiar plenamente en nuestro Dios! Decimos que somos cristianos, que tenemos fe, pero no conseguimos andar un metro adelante de nuestros pies. Colocamos nuestras inquietudes delante de Dios, pedimos Su ayuda, sabemos que Él prometió darnos lo mejor y suplir todas nuestras necesidades (esto incluye nuestras necesidades materiales y las espirituales). Pero, diez minutos después, estamos murmurando porque el Señor “no nos contestó”.

Olvidamos con mucha facilidad y rapidez de aquello que está escrito en la Palabra del Señor. Si Él dice que está a nuestro lado, es porque El lo está. Si Él dice que oye cuando clamamos en angustia, es porque El nos oye. Si Él dice que abrirá las ventanas del cielo para todos que le son fieles, no hay duda que las ventanas serán abiertas.

Mostrar fe al recibir una bendición no tiene valor alguno. Necesitamos mostrarla cuando todo parece, cuando todo nos afirma, que la bendición no vendrá. Si mostramos ansiedad cuando esperamos algo del Señor, Él nos hace esperar un poco más. Al final, más importante que recibir la respuesta de un pedido a Dios es aprender a creer que todos nuestros siguientes pedidos serán contestados. ¿Necesitas ver para creer? o ¿crees sin ver? MMC

Oración
: Señor, este día me acerco a Ti para que me ayudes a resolver todas mis necesidades y problemas. Ayúdame a tener esa fe que no necesite “ver para creer”. Gracias Padre. En el nombre de Jesucristo, amén.

Por: Ritchie Pugliese


      

Dejanos tus comentarios