Home Tags Posts tagged with "Paciencia"

Paciencia

0 0

La bendición del Señor es la que enriquece.
Proverbios 10:22.

la bendicion del señor es la que enriqueceBienaventurados… los que sufren.
Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto el fin del Señor,
que el Señor es muy misericordioso y compasivo.

Santiago 5:11.

La expresión «Tener más paciencia que Job» es muy conocida. Job era un hombre “perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal” (Job 1:1); prosperaba y tenía todo lo que uno puede desear: familia, amigos, siervos, riquezas… Pero Dios permitió una serie de desgracias que lo despojaron de todo, con el objetivo de ponerlo a prueba para al final ­enriquecerlo con bienes mejores y perdurables (Hebreos 10:34).

Los dos primeros capítulos de su historia nos describen la admirable sumisión con la que Job acepta lo que Dios le envía: “El Señor dio, y el Señor quitó; sea el nombre del Señor bendito” (Job 1:21). Los treinta y nueve capítulos siguientes cuentan cómo tres de sus amigos, “consoladores molestos” (16:2), lo inducen a contender con Dios. Job se respalda en su integridad y sus méritos, pero al final comprende la estupidez de su razonamiento. “Yo conozco que todo lo puedes (Dios), y que no hay pensamiento que se esconda de ti… De oídas te había oído; mas ahora mis ojos te ven. Por tanto me aborrezco, y me arrepiento en polvo y ceniza” (42:2-6). Entonces Dios lo bendijo y le dio el doble de todas las riquezas que había perdido (v. 10).

Notemos lo que Dios resalta de su siervo Job en el Nuevo Testamento: su paciencia. ¡Qué gracia! Dios sólo recuerda los buenos frutos que él produce en la vida de los suyos.

0 0

La Paciencia del AmorLa Paciencia del Amor

El amor es sufrido.
1 Corintios 13:4.

El amor sea sin fingimiento.
Aborreced lo malo, seguid lo bueno.
Amaos los unos a los otros con amor fraternal…
sirviendo al Señor.

Romanos 12:9-11

El capítulo 13 de la primera epístola a los corintios es quizás uno de los textos más conocidos del Nuevo Testamento, pero también uno de los más difíciles de poner en práctica. Ofrece un cuadro completo del amor según Dios, que vemos brillar como un prisma con diferentes facetas: la paciencia, la humildad, la bondad. Para describir estas cualidades el texto griego sólo utiliza verbos de acción. Así muestra que el amor es ante todo activo.

Por cierto, este amor divino no es natural en el hombre. Para poder expresarlo es necesario haber recibido, por medio de la fe, una nueva vida, la vida misma de Jesús. Cuando leemos esta descripción del amor, descubrimos a Jesús. Él lo vivió perfectamente en todos sus aspectos, de modo que ese maravilloso retrato del amor, de hecho, es el suyo.

La primera faceta del amor es la paciencia. El amor soporta el sufrimiento y los malos tratos sin enojarse ni vengarse, y sin perder la esperanza. En la Antigüedad, renunciar a la venganza era considerado como una debilidad, y esto es aún cierto hoy día. El mundo admira a aquellos que saben defender sus derechos y sus intereses. Pero el amor tan magníficamente visto en Jesucristo es lo opuesto. Su primera preocupación es el bien de los demás, no el suyo. Rehúsa devolver mal por mal, y si se le hiere en la mejilla derecha, él vuelve también la otra (Mateo 5:39). [continuará...]

Lee también:

0 0

bendito sea el nombre del señorEl Señor dio, y el Señor quitó;
sea el nombre del Señor bendito.

Job 1:21.

Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto…
que el Señor es muy misericordioso y compasivo.

Santiago 5:11.

Pocas personas han pasado tan repentinamente de una riqueza inaudita, como era la de Job, a una completa pobreza. En un día perdió a todos sus hijos y toda su fortuna.

Job habría podido acusar a los elementos naturales: el rayo que había matado a sus ovejas y la tempestad que había destruido la casa donde sus hijos se hallaban reunidos. Habría podido maldecir a los saqueadores que destrozaron sus rebaños. ¿Qué consuelo le hubiese dado esto? ¿Qué instrucción habría recibido de ello?

En lugar de esto Job, quien conocía a Dios, discernió inmediatamente su intervención. Sabía que su prosperidad no era sólo el resultado de sus esfuerzos o de circunstancias favorables, sino que todo lo debía a Dios. Asimismo aceptó que Dios, en su soberanía y perfecta sabiduría, le quitara lo que le había dado. “¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos?”, respondió a su mujer, desesperada por las desdichas que caían sobre ellos (Job 2:10). Y bendijo el nombre del Señor.

Quizá discernimos fácilmente la mano de Dios cuando nuestras condiciones de vida son favorables, pero no cuando el viento ha cambiado. Sepamos reconocer su intervención en cada prueba. Como Job, aceptémosla de parte de Dios quien, con bondad, quiere instruirnos y bendecirnos al final. En medio de la fe cristiana hay esta seguridad: Dios es amor. La recibimos aun a través de las lágrimas, con una dicha profunda y eterna.

Fuente

¿Qué hacer mientras espero?
“Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos”. Salmos 40: 1-2

Todos los que hemos pasado por la etapa del noviazgo sabemos muy bien lo que se siente al estar esperando que Dios responda esa tan ansiada petición como lo es: ¿Quién será la chica con la que me casare?

La mayoría de jóvenes quisieran pedirle a Dios que les respondiera esta pregunta a mas tardar en unos cinco minutos y los mas “espirituales” le dan un día completo. Pero lo que a mi me urge, muchas veces a Dios no y es ahí en donde entramos en la tan famosa etapa de “Esperar en Dios”.

Posiblemente tu dices: “Yo tengo treinta años y sigo esperando y nada de nada, Dios no responde”, esta claro también que Dios no te llevara a esa persona y con voz de trueno te dirá: “esta es la elegida”, ¡Claro que no!, dependerá mucho de ti el saber interpretar el momento adecuado para que eso se concrete, ya en otra ocasión profundizare sobre esa etapa, en este momento la pregunta seria: ¿Qué hacer mientras espero en Dios a la persona que será mi novio o novia, y por ende mi futuro esposo o esposa?

Te daré algunos consejos a la luz de la Palabra de Dios que te servirán en gran manera mientras esperas en Dios:

Primero, Salmos 37: 4 “Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón”. No hay forma de recibir una respuesta mientras no te deleites en Dios, la Biblia es clara en aconsejarte que te deleites en El, pero ¿Qué es deleitarse? Deleitarse es gozarse, agradarse en algo, es sentir placer de estar realizando algo, traducido al lenguaje nuestro seria: “Siente tranquilo en Jehová, porque cuando esto ocurra, El concederá las peticiones que tengas dentro de tu corazón”. No pierdas la paz ni la calma, no te quedaras soltero de por vida, tarde o temprano la persona indica llegara, pero DELÉITATE.

Segundo, Salmos 37: 5 “Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.”, que lindo saber que cuando confío totalmente en él, él hará. Amado o amada, es difícil esperar, pero cuando encomiendas y confías en Jehová, tienes que tener la certeza inconmovible de que EL HARÁ. ¿Para que desesperarse?, ¿Para que turbarse?, Si yo confío en Jehová, tengo que estar tranquilo, porque El esta obrando.

Tercero, San Mateo 6: 33 “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”. Es que sin duda no hay forma de encontrar respuesta sin buscar primeramente el reino de Dios y su justicia, ¿Quieres un excelente novio o novia?, ¿Quieres que la persona que será tu novio o novia sea tu futuro esposo o esposa?, Entonces busca antes que nada el reino de Dios y su justicia.

Cuarto, 1 Timoteo 4:13 “Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza”. Es necesario utilizar nuestro tiempo para la obra del Señor, no hay mejor cosa que desgastarte para Dios, que lindo es que un joven mas allá de sus necesidad de tener a alguien como novio o novia sienta el deseo ferviente de buscar mas de Dios, de meterse mas con El y de servirle con todo su ser. Mientras esperas en Dios utiliza tu tiempo para leer más la Palabra de Dios, Sírvele en tu congregación lo más que puedas y sobre todo cuida mucho tu relación personal con el Señor. Si haces todo esto no tendrás necesidad de andar pensando tanto en estar esperando, pues estarás tan ocupado en la obra de Dios que cuando menos sientas el tiempo se cumplirá y tu respuesta será palpable.

Quinto, 1 Timoteo 4: 16a “Ten cuidado de ti mismo”, Pablo le decía esto a Timoteo, ahora yo te lo digo a ti, ¿Por qué?, pues porque en este periodo de espera vendrán muchos “pintados de respuesta de Dios” que querrán entorpecer tu espera, queriéndote engañar. El enemigo también pondrá muchas situaciones que te harán revolver tus emociones, es por esa razón: “Ten cuidado de ti mismo”, no te dejes llevar por lo que “tu crees” que es la respuesta,consulta siempre a Dios, ve a la Biblia, examínalo todo a través de ella, consulta con tu líder espiritual, con tus padres o con personas que tengan la suficiente madurez como para orientarte de una manera espiritual y no emocional.

Estas son nada más algunas recomendaciones, hay muchas más que en cualquier momento te recomendare, pero te aseguro que si tomas en cuenta esto, tu esperar en el Señor será más fácil.

Amado joven, nuevamente te repito: NO TE DESESPERES, no creas que el tren ya paso, ni que perdiste tu oportunidad, ni que ya jamás volverás a tener la probabilidad de entablar un noviazgo, nada de eso será cierto si tomas en cuenta los anteriores consejos. Recuerda que cuando Dios hizo al hombre dijo: “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él”, eso significa que tu no estarás solo o sola, Dios te dará la ayuda idónea que necesitas, porque El sabe que no es bueno que estés solo, nada mas NO TE DESESPERES.

¡Vamos!, es tiempo de servirle, de gozarse en El, de cantarle con todas tus fuerzas, de asistir a cuanta actividad de tu congregación puedas, aprovecha tu tiempo de soltería, haz muchos amigos y amigas, ponte a la disposición de tu pastor o líder espiritual para realizar cualquier trabajo, mientras mas ocupado pases en la obra del Señor, menos sentirás el tiempo de espera.

Una cosa quiero que te quede bien claro: NO TE DESESPERES. Dios ya te tiene en su agenda cronológica, solo ESPERA un poco más.

Por: Enrique Monterroza
www.enriquemonterroza.com 

0 0

La Paciencia

“Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia”
(R-V)

“Y no solo esto, sino que también nos gloriamos de los sufrimientos; porque sabemos que el sufrimiento nos da firmeza para soportar” (DHH) Rom 5:3 

No creo que exista una sola persona viviendo en este mundo a la que le agrade atravesar tiempos de problemas, aflicción y tribulación. Todos quisiéramos hacer hasta lo imposible para evitar esos difíciles e interminables tiempos. ¿No es verdad?

Noviazgos de Emoción
“¿Por qué te abates, oh alma mía,
Y te turbas dentro de mí?
Espera en Dios; porque aún he de alabarle,
Salvación mía y Dios mío”. Salmos 42:5

 

Es difícil aceptarlo, pero lastimosamente es cierto y es que los noviazgos cristianos muchas veces no tienen nada de diferente a un noviazgo mundano, ¿Por qué?, pues porque esta siguiendo el mismo modelo que el mundo enseña sobre el noviazgo, olvidándose que el que esta en Cristo nueva criatura es, las cosas viejas pasaron y he aquí todas son hechas nuevas.

Yo le llamo noviazgo de Emoción a aquellos que son dejados llevar por el emocionalismo del momento, olvidándose de consultar y esperar una respuesta de Dios.

0 0
El Muchacho y la yegua

Lectura: Colosenses 3:12-17
… fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad. —Colosenses 1:11

Cuando tenía alrededor de cinco años, mi padre decidió que me hacía falta tener un caballo para que lo cuidara. Entonces, compró una vieja yegua zaina, la llevó a casa y me la regaló. La llamé Dixie.

Dixie era una bestia inmensa para mi edad y estatura. Las monturas eran demasiado grandes y los estribos demasiado largos para mis piernas, así que, la mayor parte del tiempo, montaba a pelo.

1 0
Vida libre de impaciencia

Lectura: Salmo 37:1-11
… no te irrites, sólo harías lo malo. —Salmo 37:8 LBLA

¿Te molesta ver cuánta atención presta la sociedad actual a personas que defienden todo lo malo? Quizá se trate de estrellas del espectáculo que ocupan la primera plana mientras fomentan filosofías inmorales con su música, películas o programas. O pueden ser líderes que abiertamente menosprecian los patrones de vida recta.

0 0

Gozo en las Pruebas o Momentos Difíciles

”Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas” Santiago 1:2

Nuestro ser está compuesto por el espíritu, alma y cuerpo. Con nuestro espíritu podemos tomar contacto con Dios; con nuestro cuerpo podemos movilizarnos y en nuestra alma se encuentra la mente, los deseos, los sentimientos y la voluntad.

0 0

Reflexiones Cristianas – La Paciencia

Salmos 40:1 ”Puse mi esperanza en el Señor, y él se inclinó para escuchar mi clamor”.

Hay un dicho popular que dice: “El que espera, desespera”, pero tal cosa no tiene la aprobación del Señor. El secreto de la espera, como cristianos, es esperar con paciencia en vez de esperar con desesperación. Muchos dicen que esperan confiados, pero si observamos su actitud nos dará la señal segura de que están al borde de un colapso nervioso, porque han perdido su confianza en el Señor.

0 0

Los frutos del Espíritu

Gálatas 5:22: Mas el fruto del Espíritu es: AMOR

Amar a los hermanos significa darme a mí mismo a y por ellos de todo corazón. No debe ser porque fulano me gusta o me cae bien, antes debe ser una decisión incondicional, sin importar las circunstancias, cómo me siento, si la persona lo merece o no.

0 0

Devocional – No te quedes tirado, levántate!!

 

“Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer”. Juan 15:5

 

El arrepentimiento y la confesión son dos elementos que contribuyen a nuestro levantamiento en Dios cuando hemos fallado y su efectividad está basada exclusivamente en el sacrificio de Cristo en la Cruz del Calvario, pero si ignoramos esta verdad y el efecto perdonador que ella produce, quedaremos tirados en la lona cuando el pecado nos haya derribado. “Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”. 1 Juan 1:9.

0 0

Reflexiones Cristianas – Carrera de Velocidad o de Resistencia

Corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,
puestos los ojos en Jesús.

Hebreos 12:1-2.

Prosigo a la meta,
al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Filipenses 3:14.

Tenemos por bienaventurados a los que sufren (con paciencia).
Santiago 5:11.

En el estadio los alumnos de varias escuelas participan en un encuentro de atletismo. Repartidos en varios grupos según su edad, saben que los mejores competidores de cada categoría recibirán una copa. La prueba incluye dos clases de competiciones: carrera de velocidad y carrera de resistencia.

En la Palabra de Dios se emplea la imagen de un corredor para dar a entender que el creyente tiene ante sí una meta. Así como el atleta que hace el mayor esfuerzo para alcanzar la línea de llegada lo más pronto posible, el apóstol Pablo proseguía “a la meta”. Él había sido “asido por Cristo”; su vida había sido radicalmente transformada. Al dejar a un lado todo lo que podía distraerle, con todo su ser tendía hacia Cristo.

La carrera de la fe tiene una meta: estar con Cristo en la gloria. No nos dejemos detener o retrasar por nada de lo que podría estorbar esta carrera: las dificultades, las preocupaciones, pero también el pecado.

El creyente puede contar con Dios para acabar su carrera y obtener el premio del vencedor. El alimento y la fuerza hallados en la lectura de la Palabra de Dios y en la oración lo estimulan para correr con perseverancia, “puestos los ojos en Jesús”.

Fuente

0 0

Reflexiones – Llamados a dar paz

Efesios 4:31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. (Reina y Valera)
Alejen de ustedes la amargura, las pasiones, los enojos, los gritos, los insultos y toda clase de maldad. (Dios Habla Hoy)

Vivimos en un mundo muy convulsionado donde la gente cada vez vive más nerviosa e irritada. Pareciera que cada vez cuesta más encontrar un lugar tranquilo para habitar. Las peleas se originan en las calles entre los conductores de autos como consecuencia de un accidente; las discusiones entre la gente y el personal de un banco o negocio; las discusiones que se originan con los vecinos del barrio etc.

0 0

Reflexiones – Nosotros y los Demás.


(Jesús dijo:) Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón;
y hallaréis descanso para vuestras almas.  
Mateo 11:29.

Un filósofo ateo del siglo XX dijo esta frase que revela todo sobre el egoísmo humano: «El infierno: son los demás». No, el infierno según la Biblia no son los demás, sino el hacer frente a uno mismo y a los más miserables recuerdos en un eterno alejamiento de Dios.

Es cierto que en esta tierra el contacto con el prójimo a menudo es una fuente de frustraciones, de conflictos interiores e incluso de abiertos antagonismos. Esto se ve en la familia, en la actividad profesional y en todas las esferas de la sociedad. ¿De dónde viene esto? ¿Del cansancio, del estrés, de la ausencia de comunicación? Todas estas razones son verdaderas, pero la Biblia nos enseña que la primera causa es el pecado. Desde la caída de nuestros primeros padres tenemos en nosotros una fuente de mal; es una parte de nosotros mismos que trata de perjudicar.

Esta constatación puede parecer pesimista, pero si tengo conciencia de que soy pecador, entonces me vuelvo hacia Dios. ¡Y qué liberación! Dios da a aquel que cree en Jesucristo una nueva vida, la vida misma de Jesús. Creyentes, si seguimos a Jesús, nuestros contactos con los demás cambiarán de carácter; no sólo no trataremos de imponernos, sino que en nosotros se podrán ver algunos rasgos del carácter de Él: paciencia, bondad, pureza, olvido de sí mismo. El poder para parecernos a Jesús no resultará de nuestras buenas resoluciones, sino de nuestra confianza en Dios quien, por medio de su Espíritu, hará que nos parezcamos cada vez más a Él.

 

Fuente

0 0

Reflexiones – Paciencia

ROMANOS 5:3 “Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia” (R-V)

“Y no solo esto, sino que también nos gloriamos de los sufrimientos; porque sabemos que el sufrimiento nos da firmeza para soportar” (DHH)

No creo que exista una sola persona viviendo en este mundo a la que le agrade atravesar tiempos de

0 0

Reflexiones – Dios prueba al justo

«Jehová prueba al justo;  Pero al malo y al que ama la violencia,  su alma los aborrece. Salmos 11:5. »

Si existe algo que es constante durante nuestra vida cristiana, ese algo son las pruebas, Dios utiliza este medio para ver “La Sinceridad de nuestra Fe”, “Para Aumentarla”, “Para Afinarla”, “Para que Produzca Fruto” o “Para Testificar a