Un año duro en el amor

Estamos por terminar el año y es una buena oportunidad para reflexionar sobre nuestra vida durante cada episodio del año. Siempre es bueno analizar qué cosas hicimos bien y que cosas no, para que en este nuevo año que pronto comenzara podamos mejorar en nuestra vida.

Para muchos quizá este año sea para el olvido, quizá porque no te fue tan bien en el amor, quizá porque tuviste algunas relaciones de noviazgo que no funcionaron o tal vez porque pasa otro año más y aun no llega a tu vida el hombre o la mujer de tus sueños.

Hoy quiero dedicar este articulo a todos aquellos que durante este año se enfrentaron a situaciones duras en el amor, quizá fracasos, quizá errores, quizá decepciones o simplemente fue un año largo de espera sin aun encontrar el amor de tu vida, para ustedes con son estas palabras.

Para los que comenzaron este año en soltería.

Quizá cuando analices este año te darás cuenta que todo comenzó muy bien, parecía que este seria tu año, todo pintaba para que las cosas se dieran perfectamente. Comenzaste este año con la seguridad de que Dios te daría a esa personita con la que has estado soñando todos estos años atrás.

Pasaste varios meses quizá orando por esa persona que creías que podría ser la indicada, entablaste una bonita amistad, hasta cierto punto te ilusionaste, pero de pronto te diste cuenta que esa persona solo tenía ojos de amigos para contigo. Toda aquella ilusión que en su momento hubo se vino abajo y volviste a creer que no fuiste hecho para el amor.

Nuevamente la soledad inundo tu ser, aquel sentimiento de menosprecio se hizo presente, por momento pensaste que no eras lo suficientemente guapo o guapa para que alguien se fijara en ti, comenzaste a ver tantas cosas externas olvidándote que para Dios lo que más vale es lo interior.

De pronto apareció alguien que te cambio esa tristeza en una alegría, rápidamente te volviste a ilusionar, y es que pareciera que tienes una facilidad única para ilusionarte tan rápido, sin antes estar seguro de las cosas. Luego de un tiempo, nuevamente te diste cuenta que todo quedo en eso: “una simple ilusión” y nuevamente todos aquellos sentimientos encontrados inundaron tu vida y tu relación con Dios se desestabilizo.

Ahora te encuentras a días para finalizar este año, con un dolor en el interior de tu corazón, con un sentimiento de impotencia frente a las cosas que te pasan y con un corazón frustrado por el amor que aun no ha llegado. Lo más duro quizá de todo es que tu fe a lo mejor ha tambaleado y ahora te cuesta creer que las cosas serán diferentes, pero aun así tengo que decirte que las cosas pueden cambiar y Dios quiere que sean diferentes.

Quiero darte algunos consejos que te pueden ayudar a que este año que viene sea totalmente diferente a este que te toco vivir, por lo que considero que si tomas a bien llevar a cabo mis recomendaciones tu panorama puede cambiar.

Consejos o Recomendaciones para este nuevo año que vas a comenzar:

1. Pon tu mirada en Jesús. Lo primero que tienes que hacer es definir prioridades, y en cuanto a ello, jamás nuestra prioridad será el amor antes que Dios. Lo primero en tu vida tiene que ser el Señor, porque si El es lo primero, entonces todas las demás cosas serán añadidas. En la Biblia en su versión Lenguaje Actual específicamente en Mateo 6:33 dice: “Lo más importante es que reconozcan a Dios como único rey, y que hagan lo que él les pide. Todo lo demás, él se los dará a su tiempo”. A veces vamos por la vida poniendo prioridades que realmente no tendrían que ser el primer lugar, si en este año pones en ese lugar de privilegio a Dios y haces todo por agradarlo, entonces ten por seguro que lo demás también llegara a su tiempo.

2. Doblega tus emociones. Es decir trata de dominar tus emociones, no te ilusiones tan rápido por alguna mirada, alguna muestra de cariño o por palabras bonitas, al contrario examina todo lo que venga a tu vida y no descubras tu corazón a cualquiera que venga con “buenas intenciones”. La Biblia dice en 2 Timoteo 1:7 “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” (Reina-Valera 1960). Si sacas a relucir ese DOMINIO PROPIO del cual Dios te ha dotado, entonces ten por seguro que el panorama cambiara.

3. No te menosprecies NUNCA. Jamás te menosprecies, tú eres valioso, vales la sangre de Cristo que no es poca cosa, tú eres imagen y semejanza de Dios y eres un príncipe o una princesa, porque tu Padre Celestial es el Rey de reyes y Señor de señores, por lo tanto JAMAS te menosprecies. No creas que no eres lo suficientemente bonita o bonito para gustarle a alguien, no creas que no eres bueno para esto o aquello y por eso nadie se fijara en ti. Tú tienes que valorarte como hijo o hija de un Rey y saber que Dios tiene preparado a alguien que te amara tal y como eres y que te amara más de lo que jamás pensaste merecer. La Biblia dice: “El corazón alegre hermosea el rostro; Mas por el dolor del corazón el espíritu se abate”. (Proverbios 15:13 Reina-Valera 1960). Eso quiere decir que la hermosura no se rige por lo de afuera, sino por lo de adentro. Que lo hermosa o hermoso que sea de adentro (del corazón), se verá reflejado en tu vida. Hay muchas personas que pueden ser de muy buen parecer, pero su interior puede dejar mucho que desear. Dios es un Dios que mas allá de lo externo, él ve lo interno y sabe lo hermoso o hermosa que eres tú y por ello te premiara con una mujer o un hombre ideal para ti.

Queridos solteros, la Biblia dice que TODO tiene su tiempo, Eclesiastés 3:1 lo declara: “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora”. Quizá este no fue tu año, pero por delante tenemos un nuevo año en donde las cosas pueden cambiar para bien. Solamente se fiel en lo poco, busca del Señor, deléitate en El y confía sin ningún tipo de duda que Dios hará algo precioso en tu vida sentimental en este año que viene porque El sabe lo que cada uno de nosotros necesitamos.

Para los que comenzaron el año en un noviazgo y terminaron solteros.

Pueda que al inicio del año tenias un noviazgo que parecía casi perfecto, las cosas se estaban dando mejor de cómo pensaste. Aquellas relación hasta cierto punto se apodero de tu vida y era de las cosas más principales en ti. Pero de pronto todo cambio, las peleas se hicieron constantes, los celos invadieron la relación, las caricias fuera de lugar y demasiadas intensas fueron la cereza de ese pastel amargo que te ha tocado vivir para finalizar este año.

Las cosas ya no eran como antes, por más que intentaste arreglar las cosas te diste cuenta que no podían, que a pesar que decían que se querían mucho, que eran el uno para el otro, realmente y desde el fondo de tu corazón (aunque lo quisieras negar) sabias que no era así.

La pareja que casi todos veían como perfecta, realmente no lo era. Hubo de todo y poco a poco la relación se fue desgastando hasta llegar a fu fin. Palabras hirientes, acciones que nunca esperaste de parte del otro, todo cambio, te sientes muy mal, tu corazón está herido y aun no te has repuesto.

Ahora te encuentras con los últimos días del año, ves a muchos sonreír, cuando tú quisieras llorar, anhelas que las cosas fueran diferentes, regresar en el tiempo y no cometer algunos de los errores que cometiste, pero eso no se puede. Lo hecho, hecho está. No hay vuelta atrás.

Por momentos quisieras volver a aquella relación, pero al reflexionar te das cuenta que la alegría solo duraría unos días y después todo volverá a ser igual: peleas, celos, palabras inadecuadas, carias indebidas, etc. Quisieras que Dios te quitara de una vez por todas ese sentimiento, ese cariño que aun sientes por aquella persona, pero las cosas no son así de fáciles, todo es un proceso.

Por tal razón hoy quiero darte algunos consejos que considero que pueden ayudarte a enfrentar este momento difícil que estas pasando. Pienso que si los tomas en cuenta Dios puede hacer cosas lindas en tu vida.

Consejos o Recomendaciones para los que terminaron una relación amorosa:

1. Debes reconocer que Dios tiene el control de todo. Quizá en este momento esas frases te suenen trilladas, quizá sea lo que menos quisieras escuchar o a lo mejor te preguntaras: ¿Por qué lo permitiste Dios?, y es que es tan fácil culpar a Dios de nuestros propios errores, pero aun así Dios te dice en esta hora: “Mis planes para ustedes solamente yo los sé, y no son para su mal, sino para su bien. Voy a darles un futuro lleno de bienestar” (Jeremías 29: 11 Traducción en Lenguaje Actual).

2. Es un proceso que a lo mejor tardara un poco. La mayoría quisiera ya no sentir nada al día siguiente de terminar una relación, pero es imposible. ¿Cómo olvidar a una persona con la que tienes meses o años de compartir?, es difícil, es la parte más difícil pero no imposible. Solo con la ayuda de Dios y manteniendo una relación diaria con El puedes ir sacando de tu corazón todo aquel sentimiento de “amor” que sentías hacia esa persona, sabiendo que Dios tiene planes mejores para ti. Sabiendo que Dios en su momento te dará a una persona que te amara más de lo que imaginaste.

3. Si esa relación no se dio, es porque no era la persona indicada. A veces creemos que las cosas no se dan simplemente porque nosotros arruinamos todo. Pero más allá de eso yo creo (en mi opinión muy personal) que cuando algo es de Dios a pesar de todo termina bien. Es decir si esa persona era para ti, entonces será para ti y si no, entonces no era para ti. En la vida muchas veces peleamos por cosas que no son para nosotros, nos quitamos la vida llorando por cosas que nunca fueron de nosotros y es allí en donde tenemos que entender que Dios hace las cosas perfectas. Que si esa persona ahora está lejos de tu vida es porque realmente no era la persona con la que ibas a formar un hogar.(ojo hablo a los noviazgos)

4. Dios te dará a alguien que sobrepasara tus expectativas. Es muy difícil comprender este punto, mas si el fracaso anterior está muy reciente, pero hay algo a lo que yo considero UN REGALO DE DIOS y es el hecho de que Dios te dará a una persona que sobrepasara todas las expectativas que tengas, serán más cariñosa, más comprensiva, será tu complemento ideal, la mujer o el hombre soñado. Esa es la forma de actuar de Dios. Quizá tú te enfrasques a que si no es aquella, no será ninguna, pero es solo este momento en el que estás viviendo y que es duro, pero dentro de un tiempo te darás cuenta que lo que estás leyendo en este lugar es cierto, porque es la forma en la que Dios actúa, siempre y cuando te sometas a Él y le des el primer lugar en tu vida.

Querido amigo o amiga, si bien es cierto que comenzaste el año en un noviazgo y terminaste solo o sola, no significa que será pasa siempre. Si buscas al Señor, te sometes a Él, le sirves, le alabas y le adoras y sobre todo lo hacer Señor de tu vida, entonces ten la seguridad que Dios premiara tu búsqueda, dándote a la personas más hermosa e ideal para ti. Solamente ten paciencia y descansa en el Señor.

DIOS HACE NUEVA TODAS LAS COSAS.

Hay una Palabra que Dios me impulsa en este momento a regalarte y se encuentra en el siguiente versículo:

“No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad”.

Isaías 43: 18, 19

Lo que pasaste o estas pasando en este año, solo fue algo que tenía que ser, porque Dios te está preparando para algo mejor, para algo único y hermoso, porque así es nuestro Dios, Grande en Misericordia y Amor.

Recuerda: Dios hace cosas nuevas y de mas bendición, solo se Fiel

por Enrique Monterroza
www.enriquemonterroza.com 

¿Qué opinas acerca de esta publicación?