Mas el que se gloría, gloríese en el Señor; porque no es aprobado el que se alaba a sí mismo, sino aquel a quien Dios alaba. 2 Corintios 10:17,18 (Reina-Valera 1960)

¿Qué opinas acerca de esta publicación?