La cura para el sentimiento de inferioridad

Portarit of a sad woman

EFESIOS 3:17b-19 “….a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de DIOS.”

El mundo nos bombardea con mensajes que alimentan los sentimientos de inferioridad.  Nos promete felicidad y satisfacción sólo si conducimos el auto más moderno, nos ponemos la ropa de última moda, o adquirimos nuevos músculos, al mismo tiempo que perdemos esos antiestéticos kilos de más.  Si no nos cuidamos de tales ataques, el mundo expulsará de nuestra mente la verdad de DIOS, y nos enfrascaremos en una lucha estéril por la competencia y por la autoestima.

Con mucha frecuencia nos fijamos en lo externo para demostrarnos a nosotros mismos y a los demás que somos importantes.  O pensamos: “Si sólo fuera más guapo, más rico o más inteligente, sería aceptado y apreciado”.

No es prudente dejar que las opiniones de otros definan nuestros sentimientos en cuanto a nosotros mismos; la única evaluación real de nosotros viene de mirar a los ojos de Aquel que nos amó lo suficiente para morir en nuestro lugar.

Pablo dijo a sus lectores que el valor verdadero estaba en conocer y comprender las dimensiones del amor de DIOS por ellos.   Este conocimiento es nuestra ancla cuando nos abrumen los sentimientos de inferioridad, o los fracasos nos impulsen a auto reprocharnos y a retirarnos derrotados.

Observa que el Señor no nos dice que nos dará todas las cualidades y las cosas que pensamos que acabarán con nuestro sentimiento de inferioridad; lo que promete es fortalecernos “en el hombre interior” (v. 16).

DIOS “es poderoso para hacer mucho más… de lo que pedimos o entendemos” (v. 20), pero Su método es trabajar de adentro hacia fuera, “según el poder que actúa en nosotros”.

Si tú luchas con sentimientos de inferioridad, pídele a DIOS que sane tu alma haciendo una gran obra en tu interior.

By Charles Stanley

ORACIÓN: Señor, mi DIOS. Perdóname porque le doy mucha importancia al qué dirán y a las cosas externas para ser más guapo, más rico o más inteligente… y pienso que con ello sería mejor aceptado y apreciado… dejando de lado mi desarrollo espiritual y la poderosa acción que Tu ejerces sobre nosotros. Gracias Señor por las muestras de Tu amor. En el nombre de Cristo, amén.

Lectura Biblica: Efesios 3:14-21

EFESIOS 3:14-21 (TLA) –El amor de Jesucristo

14 Por todo esto, me arrodillo a orar delante de Dios el Padre, 15 creador de todo lo que existe, tanto en el cielo como en la tierra. 16 Por la inmensa riqueza de su gloria, pido a Dios que, por medio de su Espíritu, los haga cristianos fuertes de ánimo. 17 También le pido a Dios que Jesucristo viva en sus corazones, gracias a la confianza que tienen en él, y que ustedes se mantengan firmes en su amor por Dios y por los demás. 18 Así ustedes podrán comprender, junto con todos los que formamos el pueblo de Dios, el amor de Cristo en toda su plenitud. 19 Le pido a Dios que ustedes puedan conocer ese amor, que es más grande de lo que podemos entender, para que reciban todo lo que Dios tiene para darles.20 Dios tiene poder para hacer mucho más de lo que le pedimos. ¡Ni siquiera podemos imaginar lo que Dios puede hacer para ayudarnos con su poder! 21 Todos los que pertenecemos a la iglesia de Cristo, debemos alabarlo por siempre. Amén.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here