Buen Día – Al Rescate

SI DIOS LO PIDE

Como vivo cerca de la playa y la visito con frecuencia puedo observar que en la mayoría de ellas se encuentra un rescatista. En varias oportunidades he visto como ellos suenan el silbato para que personas se alejen de la zona de riesgo; pero también he podido ver cómo cuando hay una emergencia real llega la ambulancia en minutos, los paramédicos sacan un megáfono y los turistas se convierten en espectadores de lo que está sucediendo. Alguien no puede nadar más, quizás por un calambre en su pierna y la situación es de vida o muerte; el nadador no tiene la capacidad de nadar hacia la orilla.
Por lo tanto… Alguien le debe rescatar.

En la Biblia hay un relato de un hombre llamado Jonás, quien había estado huyendo de Dios y se dio cuenta que no podía escapar por su cuenta. Se encontraba en el vientre de un pez seguro de que este era el final. No podía salvarse a sí mismo, ya que no había manera de salir. Por lo tanto Jonás oro a Dios y fue expulsado del vientre del pez quedando a salvo.
El Señor responde a nuestro pedido de “auxilio” en cada dificultad, en las “olas” que no podemos superar y la respuesta de Dios es sacarnos, expulsarnos del lugar o de la situación de la que tal vez uno que no quiere o no puede salir; porque Dios es experto en rescates…
A veces nos pide que dejemos un trabajo que nos gusta; o tal vez que dejemos atrás todo lo que hemos logrado.
Pero cuánto más nos aferremos a lo que sabemos – lo desconocido nos será muy difícil comprender. Por eso no esperemos a estar en el vientre de un pez para que Dios nos rescate de emergencia, tomemos las decisiones correctas, sigamos lo que Él nos pide, aunque no lo comprendamos o deseemos.

Que tu decisión sea “Si Dios lo pide yo lo hago”

Oremos: “Señor, mi situación es ésta (descríbela). Siento Señor que estoy yendo por el sendero equivocado, he tomado decisiones incorrectas, te pido me ayudes… a crecer en mí confianza hacia ti, en los planes y propósitos que tienes para mí, lo pido en el nombre de Jesús, Amen”.

Versículo: “Y [Jonás] Dijo: En mi angustia clamé al Señor, y él me respondió. Desde las entrañas del sepulcro pedí auxilio y tú escuchaste mi clamor” Jonás 2:2 (NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.