Buen Dia – Generosidad

generosidad

Podemos mejorar si queremos, aunque sea algo mínimo cada día, mejorar significa hacer las cosas con mayor excelencia.
Los creyentes sabemos que lo que hacemos es “ser embajadores de Cristo en la tierra”, y como se trata de Él debemos representarlo de la mejor manera.
Lo que pretendo dejar en tu corazón, es que sea lo que sea que hagas, lo ejecutes lo mejor que puedas.
No es fácil despojarnos de lo que consideramos nuestro, como el tiempo, el dinero, las pertenecías materiales, etc. Pero al hacerlo no solo vivimos más livianos, sino que aprendemos el principio espiritual de la generosidad.
Ser excelentes significa entonces, sacrificar tiempo, talento, recursos económicos, etc., todo lo necesario para hacer lo mejor que podamos. Es tener la capacidad para darlo todo. Incluso tu vida, y Dios, que es el mejor compensador, quien te ama y te provee como nadie más puede hacerlo, te lo compensará multiplicando lo que has dado.
Una reflexión para este año puede ser “¿Cuál es ha sido la medida de tu compromiso?”; lo hacemos midiendo, el tiempo, el talento, y el dinero que se ha invertido en la obra del Señor en lo que va de este año; a esto lo podemos llamar “la medición de tu compromiso con Dios”; “el avance en el cumplimiento del propósito”.
¿No has notado que cuando das, se abren puertas nuevas? ¿Y que cuando das más se abren puertas incluso más grandes?
El principio es este, antes de pedir, entrega; antes de orar por incremento, suelta lo que tienes.
Para entenderlo con mayor claridad te hago la siguiente comparación: “si tienes tus dos manos ocupadas con una jarra llena, no puedes pedir que la llenen más porque ya está hasta el tope; por lo tanto, si quieres más, necesitar soltar esa jarra para poder tener una más grande en la que quepa más”; en resumen, soltamos lo que tenemos para poder recibir lo que Dios da multiplicado.
El Señor puede confiar sus más grandes tesoros en aquellos que estén dispuestos a no considerarse dueños de ellos y que los retengan para ellos mismos, sino en aquellos que aplican en principio de la generosidad.
¿Estás dispuesto a darlo todo hoy mismo? Para obtener una obra más grande, debes ofrendar la que ya tienes… si sueñas en grande, debes sembrar en grande.
Prepárate para cerrar el año en excelencia para que comiences el año nuevo en excelencia. El próximo año será un año para dar y entregar… el resto se lo dejaremos a Dios.
Oremos: “Señor, mi corazón anhela ser excelente, darte más de lo que mes dado. Te entrego mi talento, capacidad, mente, corazón, mis bienes y mi vida. Lo que tengo es tuyo y lo usare para honrarte a ti. Sé que todo en tus manos será multiplicado, lo creo y declaro en el nombre de Jesús, Amen”
Versículo: “Pero recuerden esto: El que poco siembra, poco cosecha; y el que mucho siembra, mucho cosecha”. 2 Corintios 9:6 (RVC)
Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com