Buen Día – Ayuno 2 – Relación con Dios

AYUNO DIA 2 - RELACION CON DIOS

Cada relación que nosotros tenemos con los demás es única y diferente porque todos somos seres únicos e irrepetibles. Es igual con Dios, nuestra relación con Él es individual, porque, aunque el Señor es Padre y Señor para muchos, Él es un Dios personal.

Esta relación directa con cada uno de nosotros tiene como objetivo que recibamos salvación, que estemos en comunión con Él, que tengamos la guía para nuestra vida y que nos sea revelado el propósito de nuestra existencia.

Puedo asegurarte que tu relación personal con Dios es única y personal al igual que tus decisiones y respuestas a Sus peticiones, solo tú puedes tomar la iniciativa de cumplirlas.

De esa forma; cuando el Señor transforma individuos, impacta familias, ciudades y naciones.

Ambos niveles son importantes, porque sin cambio personal no hay cambio colectivo y el cambio colectivo le da fuerza al cambio personal; pasa igual que con la oración; es tan importante la oración a solas (Mateo 6:6) como la oración con alguien más (Mateo 18:19-20). Puesto que la unidad y la fe son el ámbito donde Dios se manifiesta.

Nuestra comunión y oración con Dios abren puertas que están cerradas y cierran puertas que no conviene que estén abiertas. Por otro lado, todo lo que está cerrado puede ser consecuencia de la desobediencia, cuando vamos por el camino equivocado (Deuteronomio 28:23) o por un ataque espiritual (Daniel 10: 12-13) y ambos se rompen con el ayuno y la oración.

Aunque la verdad es que ¡Dios quiere cielos abiertos sobre nosotros! Es por eso que nos llama como pueblo a humillarnos, orar, a ayunar y buscar su rostro. Recibimos Su promesa de que El oirá desde los cielos, perdonará nuestros pecados y sanará nuestro territorio.

Oremos hoy por sanidad del cuerpo, del alma y del espíritu, que ocurran cambios reales en nuestras vidas. Clamamos por puertas que se abren, por la manifestación sobrenatural de Dios en nosotros.

Oremos: “Señor, el ayuno de hoy lo hago para pedirte por avivamiento de tu presencia en mí. Rindo mi mente, mis deseos ante ti para escuchar tu voz y acercarme más a ti. Quita todo lo que no me conviene y acerca todo lo que abre puertas en mi vida, lo pido en el nombre de Jesús, Amen”

Versículo: “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.” 2 Crónicas 7:14 (RVR60)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com