Agradecimiento Día 3 – Familias agradecidas (con audio)

En los días previos a la celebración de “Acción de Gracias” comienzan las familias a hacer planes para coordinar la reunión, se definen los detalles de la comida, la decoración, los horarios, etc. Pero lo que más me gusta es la integración que se produce en las familias.

Tristemente en estos tiempos vemos como las familias se están destruyendo, hay una alta tasa de divorcios, miles de parejas conviven con lo que se conoce como “divorcio emocional”, es decir, viven juntos, pero sus corazones están divorciados; por estos motivos las celebraciones se tornan tensas e incomodas.
Pero en contraste ¡Que gozo y alegría se vive en las familias que permanecen unidas!.

Escucho a muchas personas hablar sobre la forma en que los países pueden cambiar, pero la realidad es que, si queremos que la trayectoria de nuestro país cambie, este debe comenzar con nuestros corazones.

El problema de las comunidades, de las ciudades, de los estados y de las naciones es de naturaleza espiritual; por lo tanto, primero debemos revisar el estado de nuestros propios corazones y de los corazones de nuestras familias antes que hablar sobre cambiar la dirección de nuestra comunidad o de nuestro país. Solo así comenzará una verdadera revolución pacifica de unidad. Las familias cristianas auténticas celebran en amor.

Que este tiempo de preparación previa a la celebración de Acción de Gracias se inicie con la reflexión sobre el estado de tu corazón, de tu relación con Dios y con los miembros de tu familia. Hacerlo te ayudará a centrarte en lo que es verdaderamente importante, tu familia y tu fe en Jesús.

Reunirse para celebrar por tradición no es un buen motivo, reunirse para celebrar en unidad, amor, entendimiento, perdón y restauración hará que valga la pena tomar el tiempo para invertirlo en lo más importante que Dios nos ha dado sobre la tierra… nuestra familia.

Oremos para que este tiempo sea un verdadero encuentro familiar y de agradecimiento al Señor por su bondad “Amado Señor, damos gracias por el regalo mas grande que tenemos en la tierra, por nuestra familia, te pedimos hoy por cada uno de ellos. Amado Padre ayúdanos a vivir en unidad, a perdonar y ser agradecidos por un año mas de vida y de bendiciones. Lo pedimos en el precioso nombre de Jesús, Amen”

Versículo “Les suplico, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos vivan en armonía y que no haya divisiones entre ustedes, sino que se mantengan unidos en un mismo pensar y en un mismo propósito”. 1 Corintios 1:10 (NVI)

Buen Día
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com