Aprendamos a ser humildes

Aprendamos a ser humildes. 

Pero cuando se afirmó en el poder, se volvió orgulloso, lo cual fue su ruina. 2 Crónicas 26: 16No todos sabemos manejar el poder; este hace que nos volvamos orgullosos y sintamos que no necesitamos a nadie. Muchas veces, este poder hace que nos apartemos de los caminos del Señor y que nuestro corazón se endurezca, hasta tal punto que nuestra familia deja de importarnos y lo único que nos interesa es el dinero, la posición, el estatus, el reconocimiento.

Como hijos de Dios debemos cuidar nuestro corazón para que se mantenga fiel a la Palabra, porque es necesario que aprendamos a ser humildes y a valorar de dónde nos sacó.

No importa cuál sea tu posición, el lugar que ocupas, el poder que tengas, la influencia, los bienes, las posesiones; debes mantenerte íntegro. No seamos como el rey Uzías, quien, cuando se afirmó en el poder, se envaneció y, en ese mismo momento, llegó su ruina; lo perdió todo.

Seamos humildes, reconociendo que todo lo que somos es porque Él nos lo ha dado.

humildad2

Pastora Montserrat Bogaert

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónPensamiento Diario – La fe
Siguiente Publicación#Salmos 103:8 #RVR60 / @ibcrd

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.