Ayuno Día 9 – Adorar, Orar y Ayunar (con audio)

Actuar en la voluntad de Dios es hacer lo que Él nos pide.

Todo cristiano tiene la sabiduría y el poder del Espíritu Santo, por lo tanto, ya se está equipado para actuar en el ministerio, es así entonces que como todos los cristianos tenemos el llamado para servir a Dios, no necesitamos sentirnos altamente preparados, sino que lo que necesitamos es sentirnos llamados y aceptar ese encargo.

Pensemos en los primeros cristianos, ellos no sabían nada acerca del ministerio, por lo tanto, tuvieron que entrar en intimidad permanente con el Señor para saber cómo actuar y qué hacer.

Esto nos lleva a la siguiente conclusión, “el ministerio tiene que ver más con intimidad con Dios que preparación en lo natural”

En el libro de Hechos de los apóstoles, capítulo 13, verso 13, encontramos un ejemplo en el que la iglesia primitiva busco la guía del Señor en el ministerio. Dice así en los versos 2 y 3, “Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado. Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron”.

Dice aquí que ellos estaban en intimidad con el Señor y en ayuno, que durante este tiempo fue que les llegó la respuesta del Espíritu Santo, y que después de haber ayunado y orado actuaron.

El ayuno es también una forma de recibir revelación para el servicio al Señor; el ayuno, tal y como lo vemos en esta parte de las escrituras, es un paso en el descubrimiento de la voluntad de Dios y Su llamado al ministerio.

El gran poder de la Iglesia primitiva para crecer y permanecer en medio de la persecución fue que tuvieron tiempo de adoración, oración y ayuno.

Estas actividades fueron realizadas por hombres que buscaban a Dios, querían cambiar sus vidas y su entorno. Y gracias a estas prácticas, su resultado fue tan poderoso que llevaron el evangelio al mundo conocido de aquella época. Por lo tanto, le motivo para que adoremos, oremos y ayunemos por un mayor número de personas sirviéndole al Señor, para que se despierte el poder de servir en amor y unidad.

Y tú, ¿aceptas el llamado del Señor para unirte a servir en la Iglesia?

Oremos “Amado Padre, gracias por el tiempo de ayuno y oración, te pido Señor que me ayudes a ver las grandes necesidades de estos tiempos y que actives en mí el deseo y la pasión por servir, renuncio al temor y otras excusas, y me pongo a tu disposición, lo pido en el poderoso nombre de Jesús, Amén”.

Versículo “Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado. Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron”. Hechos 13:2-3 (RVR60)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.