Buen Dia – 100% Confiable


Las promesas son tan confiables como quien las hace; en otras palabras, confiamos en las promesas que nos hacen solamente aquellas personas en las que nosotros tenemos completa confianza.
Siendo así, nuestra confianza debe ser absoluta para con Dios, porque Él nunca ha dejado de cumplir con su palabra.
Dios es 100% confiable, el Señor tiene tanto la voluntad como el poder para hacer todo lo que Él dice. Porque Él es, veraz, esta es parte de su misma esencia, !es imposible que Él mienta!; Dios también es Fiel, te lo pongo de la siguiente forma, si el Señor no cumpliera una promesa, nuestra fe se desmoronaría porque dejaría de ser lo que dice ser. Pero como Él nunca ha dejado de cumplir con su palabra en el pasado, podemos confiar en Él para nuestro futuro; aseguramos también que Dios es inmutable, lo que significa que Él nunca va a cambiar. Por lo tanto, no tenemos que preocuparnos de que Él va a alterar una promesa. Si se fijan las condiciones, puede parecer que Él ha tenido un cambio de corazón, pero la verdad es que simplemente no se han cumplido con los requisitos; quiero agregar que nuestro Señor es la prueba absoluta del verdadero amor; así sus promesas se basan en nuestros mejores intereses.
La cruz es la prueba definitiva de su amor por nosotros. Jesús dijo que Él iba a morir por nuestros pecados, y lo hizo; por lo tanto, si Él nos amó lo suficiente como para mantener esa promesa, no tenemos ninguna razón para dudar de Él.

¿Qué hacer para que las promesas de Dios se cumplan?; varias cosas, primero, quiero dejar claro que las promesas de Dios están basadas en Su infinita Gracia, es decir que no las podemos comprar; claro está que esto no quiere decir que nosotros nos podamos sentar y esperar a que las bendiciones lleguen solas. Tu y yo tenemos responsabilidades.

Lo primero que el Señor nos pide es “obediencia”; es decir hacer todo lo que nos pide en su palabra. Segundo, “viva por fe”, porque la fe es un requisito indispensable; Él nos enseña que “sin fe es imposible agradar a Dios”. (Hebreos 11:6); en tal sentido, pregúntese si confía sinceramente en que Dios cumplirá su palabra.

Finalmente, “reclame la promesa. Cuando creemos que el Señor hará lo que Él dice, podemos reclamar con confianza la promesa para nosotros. Pero si hay dudas, se va a sentir la preocupación, incluso después de haber orado al respecto, así su voluntad se verá obstaculizada.
La invitación de hoy es muy importante: “Mantén firme la fe y la esperanza en que Dios cumplirá lo prometido”

Versículo “Sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que él existe, y que sabe recompensar a quienes lo buscan” Hebreos 11:6 (RVC)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com