Buen Dia – Accion

accion“Saber que se tiene que hacer, pero no cómo hacerlo” es tan malo como “saber que se tiene que hacer y no hacerlo”.
Muchos cristianos sufren de esto, porque estar en la voluntad de Dios no es sólo una cuestión de revelación celestial, sino también de acción, planeación y esfuerzo.
Es claro que somos salvos por el sacrificio de Jesús, y no por nuestras obras, pero también es cierto que en la Biblia se nos enseña que debemos “esforzarnos y ser valientes”. Esto es Eliminando la pereza y la inercia personal que lleva a la inactividad.
Dios no bendice ni honra al perezoso e inactivo. Cada milagro requiere de una acción, como mínimo de una oración en fe.
¿Quieres el milagro y no quieres hacer algo al respecto?, cambia el pensamiento, Dios abrió el mar cuando Moisés se atrevió a creer que Él estaba a su favor y “el mar se abrió”; por lo tanto, necesitas creer y dar el paso para que el mar se abra para ti, es decir, para que le milagro ocurra.
Querer un milagro sin atrevernos a declararlo es negar la fe, el milagro de la salud llega cuando creemos y declaramos, no solamente cuando declaramos, creer viene primero, declarar viene después. Declarar sin creer es vivir en un mundo de fantasías, sueños y deseos, por eso lo primero es la fe.
Dios busca gente con un corazón apasionado, a los que no tienen pasión, Él no los usa.
Por eso te hago una pregunta, ¿Cuánto tiempo vas a pasar en el “estado” de la inactividad; cuando dejaras la pereza y vas a dar el primer paso para descubrir y seguir Su perfecta y santa voluntad?
Aplazar sin ejecutar se conoce con el nombre de procrastinar, por eso es que lo que Dios nos manda hacer requiere una obediencia inmediata, sin “darle mucha mente”, porque muchas veces lo que Él te pide no tiene explicación natural, sino que solo se puede lograr en el nivel de lo “sobrenatural” que es la dimensión en la que el Señor actúa.
No caigas en la inactividad con justificaciones para no actuar tales como, “no puedo”, “no sé cómo hacerlo”, “no tengo recursos”, o “creo que lo haré después no es el tiempo”, porque al recrear estas excusas en tu mente estás negando el poder de Dios para alcanzar lo que Él se propone hacer contigo y a través tuyo.
Oremos: “Señor, quiero hacer tu voluntad, es mi deseo, por lo tanto, dejo atrás toda inactividad o excusa, que me han impedido avanzar en tu propósito. Declaro creyendo que avanzare sin dudas, lo creo y declaro en el nombre de Jesús, Amen”ersículo: “Sigan por el camino que el Señor su Dios les ha trazado, para que vivan, prosperen y disfruten de larga vida en la tierra que van a poseer”. Deuteronomio 5:33 (NVI)
Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónPostal – Dios hace maravillas
Siguiente Publicación#Proverbios 8:17 #RVR60 @ibcrd

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.