Buen Día – Aprender para aplicar


La vida cotidiana nos ofrece permanentes lecciones para aprender, pero para recibirlas y beneficiarnos de ellas tenemos que estar atentos a escuchar.
Tal vez un consejo financiero que recibimos de parte de un experto; o recomendaciones sobre la salud y la manera en la que nos podemos mantener activos físicamente; tal vez es un amigo verdadero que nos da el consejo de pasar más tiempo de calidad con la familia.
Por fe, creo que Dios nos envía gente todos los días como sus emisarios para edificarnos; pero ¿estamos escuchando?; porque solo quienes escuchan activamente son verdaderos aprendices.
Ser sabios, es obviamente mucho más que escuchar. Es, la manera intencional de buscar el tipo correcto de conocimiento; de las personas adecuadas; en el momento correcto y con la intención de aplicarlas en la práctica.
Todo creyente deberá colocarse como su objetivo fundamental el comprender los caminos de Dios para crecer en Cristo. Para esto es necesario entonces estudiar las Escrituras y aprender de las vidas de Sus fieles seguidores.
Aprende esto “Las enseñanzas de la Biblia cobran vida cuando se aplican en la vida real”.

Podemos crecer si aplicamos el ciclo de“Escuchar, recibir, aprender y recibir revelación, interiorizar y aplicar”, este es el secreto de la sabiduría; puesto que de esta forma se activan los principios espirituales que llevan a tener una vida correcta; porque la sabiduría es la estrategia para adquirir discernimiento. Un corazón que “arde” por la verdad y que se mantiene humilde; que está con mayor disposición para escuchar atentamente, y que cuando no entiende, hace preguntas para aclarar las dudas.
Quien quiere aprender y aplicar los principios de Dios en su vida, actúa deliberadamente para experimentar lo que está aprendiendo, por lo que se convierte en parte de lo que “predican”. Una clave que he aprendido es la de “servir mientras me sirven”; o también “dar mientras me dan”; porque de esta manera afirmo el principio; es decir, no solo lo aprendo, sino que inmediatamente lo aplico.
Es por esto que nunca debes “dejar de escuchar para aprender”. Adquirir sabiduría es una tarea que dura toda la vida; porque cuando aprendemos algo, inmediatamente nos damos cuenta de que hay muchísimo más para aprender y aplicar.
Te repito “La humildad es clave” te mantiene enseñable y dispuesto para madurar.
Tal vez deberías tener como meta el “aprender algo nuevo todos los días”.

Versículo “El inteligente usa su mente para aprender más y escucha con atención para acrecentar su conocimiento.” Proverbios 18:15 (PDT)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com