Buen Día – Asignación

ASIGNACIONEn muchas oportunidades he escuchado el comentario de que las personas se sienten frustradas porque no progresan y además se sienten que están haciendo lo que no es para ellos. Apoyado en esto te quiero decir que “Tus recompensas, logros y retribuciones en tu vida están determinadas por los retos, dificultades y problemas que estés dispuesto a solucionar, tanto para ti como para los demás”.
Cuando se trata de una situación tuya, entonces adquirirás aprendizaje y sabiduría; cuando le solucionas algo a alguien más, te conviertes en una persona en la lista de las recompensas a recibir; es decir, los demás te agradecerán abriéndote puertas, pagándote dinero o conectándote a otros niveles de tu vida.
Si tienes la solución para el problema o la necesidad de alguien más, tendrás una grandiosa fuente de ingresos y bendiciones.
Dios nos creó con capacidades distintivas, con sentidos específicos, es por eso que con tus ojos puedes ver; con tus manos puedes sujetar cosas, con tus oídos puedes escuchar; con tu olfato distingues olores; te desplazas caminando; etc., cada uno tiene una asignación.
Así mismo cada persona tiene algo que ofrecer que será útil para otros; por ejemplo, un médico trata con los problemas de salud de los demás, un contador resuelve los problemas de contabilidad de alguien más; un abogado trata con los problemas legales; un pastor resuelve problemas espirituales y así sucesivamente. Porque “Cada reto y cada problema tienen un lugar o una persona que los puede resolver”.
Si deseas descubrir tu propósito, comienza a ver en que área te desempeñas para resolverle problemas a los demás. Pregúntate ¿en que soy bueno?, ¿Qué hago que cuando le ayudo a otros todo se resuelve?
Podemos concluir entonces que cuando encontramos la habilidad para resolver problemas de alguien más allí encontramos nuestra propia asignación… pues para eso Dios te preparó.
Deje de luchar con lo que usted no puede; por ejemplo, yo anhelo tocar el piano, pero por más que lo intento no logro hacerlo bien, mi talento no está allí; por otro lado, me gusta y resuelvo problemas de los demás en temas espirituales, doy consejos bíblicos que me surgen sin necesidad de esforzarme, es algo que surge naturalmente, todo esto porque tengo la asignación dada por Dios de edificar vidas para que vivan la vida plena que Jesús determinó en Juan 10:10. No me estoy rindiendo ante el reto de tocar el piano, sino que, al haber identificado mi asignación a eso le dedico la mayor parte del tiempo.
¿y tú, ya la encontraste?
Oremos: “Señor, gracias por los talentos que me has dado, por la capacidad para resolver problemas y suplir las necesidades de alguien más. Hoy te pido que me ayudes a descubrir mi asignación y que además le pueda yo dedicar el tiempo que requiere sin distracción, lo pido y declaro en el nombre de Jesús, Amen”
Versículo: “Porque a los que Dios conoció de antemano, también los predestinó a ser transformados según la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos” Romanos 8:29 (NVI)
Buen Día
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com