Buen Día – Ayuno – 5 – Libertad y sanidad


Hay algunas cosas que Dios hará en nuestras vidas, las que llegaran como respuesta a nuestro tiempo adicional en Su presencia combinado con el ayuno.
Te recuerdo que, por medio del ayuno, se rompen fortalezas, hay libertad y nos ubica en la posición correcta para percibir y recibir el poder de Dios en nuestras vidas.
Ten en cuenta esto, “Mientras más tiempo pases con Dios, más verás la mano de Dios obrando en tu vida de una manera extraordinaria”.
En Marcos, capítulo 9, un padre llevó a su hijo a los discípulos de Jesús. El niño estaba demonizado y epiléptico, y aunque el Señor había sanado a otras personas a través de los discípulos, en este caso, nada sucedió cuando oraron para que este niño fuera sanado; finalmente se lo llevaron directamente a Jesús, y… ¡el niño fue sanado!; inquietos, los discípulos le preguntaron a Jesús: “¿Por qué no pudimos hacerlo?” Jesús respondió en el versículo 29,”Este género no puede ser expulsado sino mediante oración y ayuno”.
Tal vez haya un obstáculo al que te has enfrentado durante mucho tiempo.
Tal vez hayas orado y clamado, y no entiendes el por qué estás “estancado(a)”; usted podría pensar, “¿me dará Dios algún día la victoria?”
Aquí se aplica la respuesta que Jesús le dio a los discípulos “porque algunas cosas solo pueden ser sanadas sino es por medio de la oración y el ayuno”.
Oro para que, en este ayuno, seas libre de ataduras, obstáculos, enfermedades y que puedas atestiguar del poder sobrenatural de Dios.

Versículo “Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno”. Marcos 9:29 (RVR60)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!

YouBlessing

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com