Buen Día – Buena tierra, Buen fruto (con audio)

Los mensajes son recibidos por las personas dependiendo del estado de ánimo y de la atención que le coloquen. Si hay apertura para recibirlo entonces tendrá efecto, pero si por el contrario hay oposición, rechazo o distracción, no habrá buena recepción.

Eso pasa con la Palabra de Dios, la que tiene el poder similar al que tiene una semilla que es plantada en un terreno, es decir, dependiendo de la condición del terreno va a germinar, a crecer y producir fruto.

Para algunos la semilla no alcanza a ser sembrada, por lo tanto, no habrá fruto.

Para otros la semilla se plantó, pero no había suficiente tierra, germinó, pero la falta de cuidado la hizo perder.

Hay otro grupo en el que la semilla se plantó, pero los afanes, preocupaciones y placeres les impiden que crezca.

Jesús enseñó sobre este principio, lo puedes leer en el evangelio de Marcos capitulo 4, versos 14 al 20. Esto es lo que dice en el verso 20 “Y éstos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno”

Así llegamos finalmente a aquellos, en los que, cuando la “semilla” de la Palabra de Dios les llega son “buena tierra”, es decir, que tienen la disposición, la atención y fe para recibirla; y que al “plantarla”, va a producir en ellos una cosecha de bendición y el fruto será el cumplimiento de las promesas de Dios

Dispóngase para ser esa “buena tierra”,  lea la Palabra de Dios, créala, y mantenga una fuerte relación con el Señor a través de lo que llamo la mezcla para el éxito en la conexión espiritual, “la oración, la lectura de la Palabra de Dios, la alabanza, el agradecimiento y el congregarse”; cuando esto se hace con empeño, deseo y fe, entonces, la semilla echará raíces, crecerá y se fortalecerá en ti para producir una poderosa cosecha de bendiciones en todas las áreas de su vida

Oración: “Señor, gracias por la semilla de tu Palabra, decido aceptarla, creerla, vivirla y ser un terreno fértil para que crezca y se fortalezca en mi vida. Decido quitar todo pensamiento, duda o dificultad que me impidan recibir tu Palabra, te pido fortaleza para permanecer, lo creo y lo declaro en el nombre de Jesús, Amén”.

Versículo: “Y éstos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno”. Marcos 4:20 (RVR60)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!

YouBlessing

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com