Buen Dia – Crecer para Dar


Cuando una persona crece, por ejemplo, en un conocimiento sobre alguna materia, podrá luego impartir eso que aprendió.
Es igual en la vida espiritual, tenemos que crecer espiritualmente para poder ofrecer algo espiritualmente. Un árbol de limones no da manzanas. Una persona con bajo nivel espiritual no puede dar fruto espiritual; más bien será una persona que se queja, se incomoda y que critica todo lo que ve y lo que pasa.
Piensa en esto “cuando estamos rodeados de personas que nos ayudan a crecer… crecemos”.
Podemos decir entonces que “la gente avanzada te hará más grande, y la gente chica te hará más chico(a)”

La clave es “mejorar y crecer como persona” de forma integral, es decir, tanto emocional como espiritualmente; solo así no se seguirá ofreciendo más de lo mismo.
Te puedes preguntar ¿cómo puedo crecer?; para esto hay que primero hacer un alto y revisar el nivel de compromiso que se está dispuesto(a) a asumir; porque a mayor nivel de crecimiento, mayor será el nivel de compromiso requerido; así… ésta es una decisión personal que sólo tú de panera individual podrás tomar; lo segundo es evaluar las fortalezas y debilidades; las primeras para engrandecerlas y las segundas para corregirlas. A todo esto, lo podemos llamar “crecer en carácter” y obviamente el modelo a seguir es Jesús, hay que crecer hacia la estatura del “varón perfecto”; esto es, parecerse a Jesús.
El crecer en el carácter espiritual aporta dominio propio; por eso, debes abrirle tu corazón al Espíritu Santo para que Él haga Su obra en ti.

Una reflexión para cerrar este tema: “las debilidades provocan problemas, pero el carácter de Cristo en ti atraerá bienestar, crecimiento, recursos, personas y fortalecerá tu fe”
Oro para que decidas crecer espiritualmente

Versículo “Por eso, dispónganse para actuar con inteligencia; tengan dominio propio; pongan su esperanza completamente en la gracia que se les dará cuando se revele Jesucristo”. 1 Pedro 1:13 (NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com