Buen Día – Creer contra toda desesperanza

Una frase que siempre me ha llamado mucho la atención está escrita en la carta a los romanos capítulo 4, verso 18 en la que se describe lo que Abraham hizo que fue “creer en esperanza contra esperanza”. ¿Por qué se describe de esta forma?, bueno porque Abraham tenía casi 100 años y su esposa Sara casi 90 cuando ellos tuvieron a su hijo Isaac, hijo que había sido prometido por Dios como el iniciador de una gran descendencia.

La realidad era que las probabilidades naturales estaban completamente eliminadas, a esa edad, Sara ya no tenía un vientre con la probabilidad de concebir, pero a pesar de toda circunstancia adversa, Abraham continuó creyendo de todos modos. No solo creía, sino que esperaba que Dios cumpliera su promesa.

Podemos decir entonces que Abraham es el padre de todos los que creen en las promesas de Dios. Él no fue un hombre perfecto, pero dejó que Dios lo tomara de la mano, le obedeció sus órdenes y se dejó guiar por el Señor.

Tomando el ejemplo de Abraham, los cristianos necesitamos formar una fe que “cree en esperanza contra esperanza”; es decir, que, aunque en lo natural y lógico del mundo digan que no es posible, mantenemos la esperanza puesta en Dios a pesar de lo que nos digan, o de lo que veamos.

Si tienes una fe que es de “esperanza contra esperanza” entonces no solo impactarás sobre la situación actual por la que estás orando, sino que también tendrás un poderoso testimonio para los que te rodean.
La fe y la esperanza de Abraham crearon un poder vivificante. Y tu tienes la misma autoridad para evitar que las dudas y la desesperanza te impidan avanzar.

Así que, mediante una fe que espera en Dios sin rendirse, se parte de los que construyen una generación de hombres y mujeres de fe, tan poderosa que pueden dar origen a un nuevo legado de bendición.

La clave esta en “no rendirse”, porque estoy describiendo a una esperanza que persevera, que no admite lo que la gente, los rumores o lo natural dice, sino que se aferra a la promesa de Dios. Tiene la certeza de que “si Dios lo dijo, Dios lo hace” aunque no veas cómo puede ser, ni entiendas todo lo que vaya a pasar.

Por lo tanto, si hay algo por lo que estás pasando que es un reto para una promesa de Dios, entonces no dejes que lo desesperante de esa situación sea tu esperanza, sino que contra la esperanza natural, tú esperas sin dudar que Dios cumplirá su promesa.

Oremos “Señor, aunque me he basado en lo que puede ser posible en lo natural, hoy miro la otra opción, la de tu promesa. Te pido que me des la fortaleza de creer en esperanza contra esperanza, que nada me impida mantenerme firme en tus promesas. Recibo tu Palabra con la certeza de que lo que tu dices siempre lo cumples, así que no me dejaré llevar por las circunstancias naturales, sino que esperare en tu milagro sobrenatural, lo creo en el Nombre de Jesús, Amen”

Versículo “El creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia”. Romanos 4:18 (RVR60)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.