Buen Día – Cuando la obediencia es una prioridad

ESCUCHAR Y OBEDECER

Recuerdo que siendo un pequeñito si mi padre me pedía que hiciera algo inmediatamente lo hacía, ¡no había posibilidad de esperar, obedecía inmediatamente!. En realidad, no lo hacía por el temor a una represaría sino por respeto a su persona, respeto a la figura de mi padre; aún en la adultez, cuando mi padre me pedía algo yo lo atendía, porque ese mismo principio que aprendí de niño seguía actuando en mi corazón.

Con Dios debe ser igual, quiero que sepas que lo que Dios nos pide que hagamos nunca es ni insignificante, ni tampoco un capricho; incluso aunque no siempre podamos reconocer la importancia de aceptar lo que el Señor nos está pidiendo que hagamos.

Como hijos de Dios, debemos hacerle las siguientes preguntas: ¿qué quieres Señor que haga el día de hoy?; ¿Qué quieres que diga?; ¿Qué decisión debo tomar?; incluso preguntarle sobre los planes y acciones del día.

Como testimonio personal quiero compartirte que en los últimos días el Señor ha estado hablándome con mucha claridad, todo acorde con Su Palabra. Dándome sabiduría y entregándome estrategias para mi vida y ministerio.
Y es que todos tenemos que aprender a escuchar a nuestro Padre celestial, ser sensibles a la sutil voz de su Santo Espíritu quien nos habla, advierte y nos impulsa a lo largo del día.
Cuando mantenemos nuestra mente en sintonía con Él, comenzamos a entender el significado de algunas decisiones que, de otra manera, no entenderíamos.
Así se garantiza que nuestras vidas estarán seguras y generaremos un estilo de vida en el que caminar con el Señor sea nuestra prioridad… finalmente los beneficiados somos nosotros que recibiremos lo mejor que Él tiene para darnos y garantizar que avanzamos en el cumplimiento del propósito de nuestra existencia.
Cuando somos obedientes a Dios, Él nos bendice más allá de lo que esperamos y comprendemos

Oremos: “Señor quiero ser sensible a tu voz. Que toda actividad, plan, decisión que tenga que tomar sea bajo tu bendición y acorde con tu plan para mí. Te entrego mi mente, mis planes y mi corazón para que solo siembre en ellos lo que viene directamente de ti, lo pido y declaro en el nombre de Jesús, Amen”

Versículo: “Jesús respondió: «Pero aún más bendito es todo el que escucha la palabra de Dios y la pone en práctica»”. Lucas 11:28 (NTV)

Buen Día
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com