Buen Día – De lo temporal a lo eterno

La temporalidad hace referencia al periodo de tiempo en el que las cosas suceden o la cualidad de lo que tiene un tiempo limitado.

Los seres humanos, dependiendo del enfoque académico, cultural o social tenemos la tendencia a ver la vida desde la perspectiva histórica y la explican a su manera, como si lo que están proclamando fuera la verdad.
Es así como si una persona hubiera nacido en el siglo 17, habría opinado sobre la vida desde lo que experimentó en ese siglo, y es igual para todos los que han vivido en sus temporadas.

La realidad es que hay una verdad que es eterna, inalterable y que no está limitada por el tiempo. Esta es la Palabra de Dios.
Es un error querer definir y encontrar respuestas centradas en lo que sucede o en los tiempos que se viven, todo, absolutamente todo debe verse bajo la óptica de lo que Dios ha establecido.

A esto lo llamo “estar alineados con Dios”; este alineamiento nos desafía, por lo que la verdad de Dios es la que debe juzgar nuestras ideologías y los prejuicios culturales y sociales.

Cuando una persona ha inmigrado de otro país ha experimentado en ellos mismos que cada cultura y sociedad tienen su propio estilo de vida, lo que inevitablemente influye en su forma de pensar y de actuar, pero esto también está ligado a la temporalidad.
Por lo tanto, todo lo que existe en esta tierra es temporal, está limitado por el tiempo y el espacio, pero los cristianos somos parte de un gran plan que va más allá del tiempo.

En la carta a los Hebreos capítulo 13, versos 8 y 9, se les clarifica a los cristianos que deben tener como base de sus vidas y de su fe a Jesús y el evangelio, y dice así “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas; porque buena cosa es afirmar el corazón con la gracia, no con viandas, que nunca aprovecharon a los que se han ocupado de ellas”. (RVR60)

¡Qué gran revelación la que está contenida en estos versos!; el mundo cambia, las tendencias culturales cambian, la economía, los fenómenos sociales, todo esto cambia; pero Jesús no cambia, Él es el mismo y será el mismo siempre y Su verdad la que trae libertad, vida eterna y restauración a la vida del ser humano no cambia.

Pero, además, allí la Biblia agrega que no nos debemos dejar llevar por las diferentes y extrañas doctrinas. No te confundas con lo que el mundo promueve, por los grupos que se levantan, por las tendencias políticas, culturales o sociales, eso te llevará a crear tu propia doctrina y a alejarte del Señor.

Afirma tu fe, rechaza lo que no es de Dios. Aprende del evangelio de Jesús, sigue sus pasos para que puedas mantenerte en los principios eternos y no en la temporalidad de lo que en esta tierra se nos ofrece.

Oremos “Señor, gracias te damos por afirmarnos en Tu Palabra. Declaramos una vez más que Jesús es nuestro Señor, que es eterno, el principio y el fin. Gracias Señor por desafiarnos para mantenernos en la verdad que es eterna y rechazar las doctrinas de hombres que son temporales, lo creemos y declaramos, en el Nombre de Jesús, Amén”

Versículo “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas; porque buena cosa es afirmar el corazón con la gracia, no con viandas, que nunca aprovecharon a los que se han ocupado de ellas”. Hebreos 13:8-9 (RVR60)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!

YouBlessing

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com