Buen Día – Dile No a la comparación

Con frecuencia comparamos nuestro interior, cómo nos sentimos con nosotros mismos, con el exterior de otra persona, es decir con el cómo la vemos, con el fin de determinar nuestro valor; limitándonos a ver solo lo que en la apariencia es, sus logros y sus posesiones comparados con los nuestros.

Te voy a pedir que honestamente respondas a las siguientes preguntas:

¿Baso mi vida en gran medida en mi comparación con otros?
¿Soy altamente critico(a) conmigo mismo(a), tanto que quisiera ser como otra persona?
¿Me preocupo excesivamente de mis debilidades?

Si respondió que “sí” a estas preguntas, entonces necesitas verte como Dios te ve, no como tus emociones o la cultura te quieren hacer ver.

El apóstol Pablo escribió en su segunda carta a los Corintios capítulo 10, verso 12, lo siguiente “No nos atrevemos a igualarnos ni a compararnos con algunos que tanto se recomiendan a sí mismos. Al medirse con su propia medida y compararse unos con otros, no saben lo que hacen”. (NVI)

Quienes se comparan con los demás “no saben lo que hacen”; esto es una pérdida de tiempo, de esfuerzo y de fe.
¡La verdad es que compararse es un esfuerzo carnal que no produce ningún fruto espiritual!; crea categorías para poner a unos arriba, a otros por debajo; desconociendo lo grande que Dios ha puesto en cada uno, limitando el potencial y los dones dados por Dios a cada uno.

Ten en cuenta esto “Dios intencionalmente te hizo diferente de los demás”. Tu eres el resultado de Su diseño divino. Tu cara, tu mirada, tu estatura, tu manera de hablar, tu forma de pensar y de actuar, etc., en todo esto y mucho más somos diferente de los demás. Claro está, con muchas áreas para cambiar y mejorar, pero seguiremos siendo diferentes.

Cuando aceptes quién eres en Dios, te librarás de la atadura diabólica de la comparación; Dios te usara para Sus santos propósitos, y además podrás aceptar a los demás tal y como ellos son, sin juzgarlos. Veras como el poder de Dios se fortalece en tus debilidades.

Oremos “Señor, gracias por hacerme diferente a los demás. Me acepto a mi mismo sin compararme con los demás. Me dispongo a hacer y vivir acorde con tu propósito para mi vida, renuncio a las comparaciones y a los juicios hacia los demás, lo creo y declaro en el Nombre de Jesús, Amén”

Versículo, “No nos atrevemos a igualarnos ni a compararnos con algunos que tanto se recomiendan a sí mismos. Al medirse con su propia medida y compararse unos con otros, no saben lo que hacen”. 2 Corintios 10:12 (NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.