Buen Día – Dios Bendice (con audio)

Hay personas que ven el futuro con pesimismo, no están esperando que algo bueno ocurra. Pero para los creyentes no es así, porque no importa lo que puede estar pasando hoy, Dios tiene buenas cosas para el futuro.

Comparto contigo lo que dice en el Salmo 33 verso 11, “Pero los planes del Señor se mantienen firmes para siempre;  sus propósitos nunca serán frustrados” (NTV).
En este Salmo, el escritor exhorta a confiar en los planes de Dios, a creer que lo que Él determinó nadie ni nada lo va a cambiar

Cuando alguien tiene el pensamiento centrado en “el hoy” y en “la situación de hoy”, es difícil percibir un buen futuro; pero para los que confían y son fieles al Señor saben que Él ya tiene preparado un plan, una nueva oportunidad, saben que llegaran nuevas personas, que nuevos trabajos que se presentaran, o tal vez alguna idea renovadora, y por supuesto una fe renovada.

Cada día es una oportunidad para empezar a vivir el proceso de cambio. Tu actitud debe ser la de confiar y usar frases de fe tales como “aunque no veo nada nuevo hoy, creo que mi Dios me abrirá nuevos caminos”, pero también que vas a declarar la palabra de Dios que dice que “no he visto a justo desamparado ni su descendencia que mendigue pan” (Salmos 37:25).

Ten la certeza de que “Dios va delante tuyo abriendo camino”. Te recuerdo que sanidad y salud fueron dadas por Jesucristo en la cruz del calvario. Pero más importante recuerda que “No hay imposibles para Dios”. ¡Recobra el ánimo, no te rindas, porque los planes y propósitos de Dios nunca serán frustrados!.

Oremos: “Señor, gracias por todo lo que me das, por tus promesas, por tu amor. Sé que me das la certeza del futuro, decido ver cada día con la fe de que estás obrando a mi favor, que mi futuro está garantizado en ti. Gracias por los planes y propósitos para mi vida, lo creo y declaro en el nombre de Jesús. Amén”.

Versículo: “Pero los planes del Señor se mantienen firmes para siempre;  sus propósitos nunca serán frustrados” Salmos 33:11 (NTV)

Buen Día
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Anterior PublicaciónEl pensamiento del Día
Siguiente PublicaciónEl Señor te dice: “¡Ten ánimo!”