Buen Día – Disciplina (con audio)

En la primera carta a los Corintios capítulo 9, verso 25 de la Traducción en lenguaje actual dice: “Los que se preparan para competir en un deporte, dejan de hacer todo lo que pueda perjudicarlos. ¡Y lo hacen para ganarse un premio que no dura mucho! Nosotros, en cambio, lo hacemos para recibir un premio que dura para siempre”.

Es real hoy en día, cuando se quiere participar y competir en un deporte se hacen esfuerzos, sacrificios y se tiene una disciplina estricta, con el fin de estar preparados para las pruebas, esto implica establecer un plan de ejercicios, seguirlo como está determinado, igualmente combinarlo con una dieta específica y un buen descanso, además de la preparación mental y emocional que se requiere.

Esta es la misma comparación que hace el Apóstol Pablo sobre la manera en que debemos prepararnos y cuidarnos los creyentes para la carrera de la vida, pero hace una aclaración, que toda la preparación, el cuidado y la disciplina es para lograr un premio que es eterno, así que vale la pena.

En la aventura de la vida, en el transcurrir de los días se presentan opciones y caminos muy variados, estamos expuestos a múltiples opciones, por ejemplo, a dónde vamos, con quién nos reunimos, lo que decimos, lo que hacemos con nuestro tiempo, etc., es entonces cuando se hace necesaria la disciplina, que el plan que se ha trazado de vivir a la manera de Dios se mantenga, a pesar de lo tentadoras que sean las ofertas que recibimos, la manera de actuar es esta, “si las opciones no nos ayudan en nuestra vida espiritual no nos sirven”.

Mantengamos la firmeza en el Señor, saldremos victoriosos siempre.

Oremos, “Señor deseo con todo el corazón prepararme todos los días con disciplina, en mi relación contigo, leer la palabra y cuidarme de lo que hago y digo, por favor continúa dándome fuerzas para esta prueba que es de largo plazo, te ofrezco todo mi ser y lo rindo a tu voluntad. En el nombre de Jesús, Amén”.

Versículo: “Los que se preparan para competir en un deporte, dejan de hacer todo lo que pueda perjudicarlos. ¡Y lo hacen para ganarse un premio que no dura mucho! Nosotros, en cambio, lo hacemos para recibir un premio que dura para siempre”. 1 Corintios 9:25 (TLA)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Anterior Publicación¿Soy una mujer agradecida?
Siguiente Publicación¿Te gustaría ganar tiempo?