Buen Dia – El acto de adorar

Se habla de conceptos como adorar, o exaltar. ¿Pero que es realmente adorar?
Acorde con las definiciones. Adorar es el acto mediante el cual se expresa reverencia, respeto, honor, amor y obediencia a Dios.
Por lo tanto, podemos decir que “la adoración es una expresión voluntaria de nuestra fe al Señor”.

La siguiente pregunta que surge es ¿Cómo adorar?
La forma de adoración más poderosa es la obediencia a la Palabra de Dios, y hago este énfasis porque muchas personas consideran que la adoración al Señor se limita a cantar salmos, himnos con música de diferentes ritmos, pero la realidad es que los cánticos deben ser la expresión exterior del estado del corazón que le rinde homenaje, honra y respeto al Señor.
Cuando verdaderamente adoramos se produce un encuentro espiritual maravilloso con nuestro Padre Celestial, lo que produce en nosotros el deseo de buscarlo más, es decir, de reencontrarnos pronto con Él nuevamente.

Cuando adoramos a Dios se estimula nuestro crecimiento espiritual y se fortalece nuestra relación, lo que nos mueve a la obediencia.

Cuando adoramos Dios…

  • Nos confirma el llamado,
  • Nos llena de alegría,
  • Se produce una conexión única y personal con él;
  • Se activa en nosotros la motivación para servirle con todo nuestro corazón.

Atesore en su interior las verdades eternas de la Palabra de Dios, aplíquelas, y verá que su vida cambiará, se sentirá más cerca del Señor y anhelará de su presencia; la cual produce en nosotros el deseo de tener momentos de devoción intensa y de intimidad con Él a solas, de ir al lugar de oración para tener un encuentro con Señor, de tener una conversación íntima con Él; de congregarnos para recibir edificación y para servir en la Iglesia.

Le invito a acercarse a Dios en adoración, es decir, en obediencia e intimidad, como resultado… el Espíritu Santo transformará tu ser.
Mi oración es que este mensaje le ayude a reflexionar y conectarse en adoración al Señor por su amor y bondad.

Versículo: “Mi boca rebosa de alabanzas a tu nombre, y todo el día proclama tu grandeza”. Salmos 71:8 (NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Anterior PublicaciónNaciones Alaben a Dios
Siguiente Publicación¡Tienes un Dios Fuerte!