Buen Día – El lado bueno del cambio (con audio)

¡La vida es cambiante!; lo podemos percibir porque nos hacemos cada día un poco más viejos.

Creo que si las cosas fueran estáticas la vida sería muy aburrida. Si todos los días el clima fuera el mismo, las horas de luz las mismas, y nada cambiara, entonces no habría posibilidad de aprender cosas nuevas, porque la rutina nos convertiría en seres incapaces de superar las dificultades. Pero la realidad es que el tiempo cambia y vivimos por estaciones.

En nuestra cotidianidad experimentamos momentos de cambios fuertes, una mudanza de vivienda, un cambio de lugar de trabajo, el traslado a otro país, una enfermedad o situaciones personales intensas como un divorcio o la muerte de un ser amado.

Pero, cualquiera que sea el cambio, debes tener la certeza de que Dios está contigo. Tu no estás solo(a) durante esos cambios fuertes. El Señor tiene el poder para cambiar nuestra situación fuerte en una de bendición.

En el libro de Daniel se relata un momento donde él estaba enfrentándose a la muerte, Dios le da una revelación que le salvaría de la muerte y que llevó a Daniel a adorar al Señor, esto está en el capítulo 2, verso 21, cuando Daniel reconoce que “Él cambia los tiempos y las épocas”

No veas el cambio como algo malo, sino como una oportunidad para no quedarte atrapado en las rutinas. Nuestro Dios tiene el poder para abrir y cerrar puertas de manera sobrenatural, estás nos ayudarán en el propósito de nuestra existencia.

Creo que a veces el Señor nos saca de situaciones cómodas porque Él no quiere que vivamos estancados

Mira cada cambio como el reto para aprender algo nuevo, para demostrarte a ti mismo que tienes potenciales que desconocías. Acepta los cambios de situaciones como algo que Dios usará para llevarte a otros niveles de fe e incluso de capacidades.

Abraza el cambio, aunque al principio parezca negativo, te recuerdo que tu historia no ha terminado, y que el Señor está contigo en el proceso; pídele al Padre Celestial que te revele el propósito porque al final verás que todo era para tu bien.

Oremos, “Amado Dios, reafirmo que estoy en tus preciosas y poderosas manos, creo que nada me ocurre por casualidad, sino por causa de tu propósito, me dispongo a recibir todo lo que tienes para mí. Creo que tú puedes cambiar la tristeza en gozo y el dolor en bendición, lo declaro en el nombre de Jesús. Amén”.

Versículo “Él cambia los tiempos y las épocas …” Daniel 2:21 (NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Anterior PublicaciónEl pensamiento del Día
Siguiente PublicaciónImagenes: Colosenses 1:26-27 #LBLA @ibcrd

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.