Buen Día – El mejor entrenamiento (con audio)

Hay infinidad de temas que no comprendemos, por un lado, porque no los hemos conocido, pero también porque no nos interesan, por lo tanto, se consideran complejos.
Me sorprenden los estudios cuánticos, pero para mi son un misterio que no logro comprender a cabalidad.
Pregunto ¿no pasará lo mismo con la Biblia?, es decir que por no conocerla ¿a muchos les puede parecer compleja?. Puede ser también que hay personas a las que no les interesa.

Veo constantemente que hay publicidad de hombres y mujeres que han sido exitosos en un área en particular y que con el tiempo ofrecen libros y estudios sobre la manera en la cual ellos llegaron a dominar el tema. Se ofrecen programas de entrenamiento y muchas cosas más; pero lo más curioso es que millones de personas los compran y los estudian con detenimiento.

¡Sabes!, la Biblia es el manual de la vida; es la revelación de Dios para nosotros; contiene los valores morales y éticos para vivir correctamente; nos presenta estudios psicológicos que luego han sido mostrados como grandes descubrimientos humanos pero que han estado contendidos en la Palabra de Dios desde que se escribió; nos enseña cómo ser padres, cómo ser hijos, cómo ser esposos, cómo manejar los negocios, cómo administrar las finanzas, cómo tratarnos con los demás. Hay relatos históricos y políticos de su época.

Dios quien nos creo desea ser nuestro entrenador personal, por medio del Espíritu Santo nos revela propósito de existencia, nos previene de situaciones riesgosas, nos muestra la ruta a seguir día a día, nos cuida y nos protege, pero además nos revela los misterios ocultos en la Biblia que han de ser revelados en cada proceso de la madurez espiritual en la que nos encontremos.

Más importante aún, nos muestra cómo llegar a vivir una eternidad en el cielo, el cual es descrito como el lugar más espectacular que pueda existir, con calles de oro y mansiones; lugar donde no hay dolor, ni enfermedad, sino gozo eterno en la presencia del Señor.
Y ese medio es Jesús, Él es el camino al cielo.

Cuando aceptamos a Jesús el Espíritu Santo nos empieza a revelar la Biblia bajo la comprensión espiritual y no solo intelectual, es decir la que la Biblia cobra vida para nosotros y nos mueve para que otros conozcan la verdad; porque el verdadero cristiano no se queda con lo que Dios le ha mostrado para sí mismo, sino que se dispone para ser un multiplicador de la revelación de Dios para todos los que están a su alrededor.

Oremos, “Amado Señor gracias por el regalo que nos das de ser nuestro mejor maestro y consejero, gracias por la Biblia que la considero mi manual de vida. Gracias Señor por Tu Espíritu Santo que me consuela y me revela lo oculto, pero por, sobre todo, Gracias por Jesús por ser mi Señor y salvador. Ayúdame a compartir estas verdades, lo creo y lo pido en el Nombre de Jesús, Amén”

Versículo “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra”. 2 Timoteo 3:16-17 (NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Anterior PublicaciónVersículo del Día – Jeremías 42:11 RV60
Siguiente Publicación¡Dale alas a tu fe!