Buen Dia – El Poder de la perseverancia


Se define a la perseverancia como “la firmeza y constancia en una acción”.
Pero a nivel más profundo se puede describir como que “la perseverancia es una fuerza espiritual”

Las voces que te quieren detener son muchas, desde una voz interior que crece en duda, pasando por amigos o conocidos que intentan sembrar la desesperanza, hasta familiares y personas cercanas quienes contundentemente pronuncian palabras tales como “imposible, no se puede, no hay opción, eso en esta familia nunca se ha hecho; etc”

Por lo tanto, para ver la realización de los planes y proyectos que Dios ha puesto en nuestros corazones, o para experimentar la transformación que surge de un milagro, necesitamos el poder de la perseverancia.

La Biblia define a la fe como “la certeza de lo que se espera y la convicción en lo que no se ve” (Hebreos 11:1); entonces es así como la perseverancia requiere de la fe para no desfallecer.
Sin fe la perseverancia no tiene oportunidad de ser una fuerza que pueda permanecer en una persona.
Es como tener un motor sin combustible, por más poder interior que tenga no puede funcionar; entonces sin fe, la perseverancia tampoco podrá actuar.

Te invito para que puedas ver con tu imaginación la realización de una acción, ya sea esta una restauración matrimonial, un hijo triunfante, un negocio que se realiza o un ministerio que se consolida; míralos con los “ojos de la fe”; que, aunque no se han realizado en el plano natural, se ejercen en el plano de la certeza de aquello que no se puede ver tangiblemente el día de hoy.

Si algo esta en la voluntad de Dios, solo necesita de una persona que este dispuesta a llevarla a cabo en esta tierra con pasión y dedicación, sabiendo que, aunque enfrentará retos y dificultades, con el poder de la fe y del Espíritu Santo de Dios podrá perseverar hasta llegar a ver la realización del Sueño de Dios que ha sido sembrado en tu corazón.

No te rindas, ora en fe pidiendo mantenerte en el poder de la perseverancia

Versículo “Por esta razón también, obrando con toda diligencia, añadid a vuestra fe, virtud, y a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio, al dominio propio, perseverancia, y a la perseverancia, piedad” 2 Pedro 1:5-6 (LBLA)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com