Buen Día – En Dios siempre hay más (con audio)

Podrías pensar que todo lo que has vivido es todo lo que hay, pero no hay nada más alejado de la realidad. Siempre hay más. Quiero que sepas que Dios tiene más victorias para ti.
“Toda victoria es antecedida por una fe inquebrantable en el poder del Señor”.

Él desea hacerle saber que eres importante, que tienes potencial y que -si se lo permites, te va a revelar planes y proyectos nuevos.

No son los desafíos, ni los imposibles los que deben gobernar tu vida, sino lo que Dios quiere hacer en ti y a través tuyo. Dios te dice hoy “Deja de mirar las circunstancias y mira hacia arriba, abre tus ojos, alza tu mirada en fe y mira más allá de donde estás hoy, porque hay victorias para ti, en la medida que tú las puedas ver”.

Job lo perdió todo y en una de las conversaciones con uno de sus amigos llamado Eliú, este le dijo “Pues Dios habla una y otra vez, aunque la gente no lo reconozca. Habla en sueños, en visiones nocturnas, cuando el sueño profundo cae sobre las personas mientras están acostadas”. (Job 33:14-15)
Es real Dios te quiere hablar, quiere que despabiles y que escuches Su voz. El quiere decirte algo que es para tu bienestar… “escúchalo”

En el amor y en la provisión que Dios tiene por sus hijos hay una visión nueva, una revelación especial; por lo tanto, descansa en Él, permite que sea Su voz la hable a tu corazón, que sea el Espíritu Santo de Dios quien te guíe hacia nuevos retos, que te quite la “venda de los ojos” para que puedas ver lo que ha de venir. Recuerda que el hoy es temporal, pero Dios -quien es Todopoderoso, es eterno. Mira más allá de las circunstancias y enfoca tu mirada en la dirección correcta. Crea y viva por fe.

Oremos: “Señor, gracias por la revelación que me das, te pido que me ayudes a tener paz interior para escuchar tu voz, decido levantar mis ojos y fijar mi mirada en ti. Creo que mi situación actual es solo temporal, pero que en tu amor y gracia llegara lo mejor; lo creo y declaro en el nombre de Jesús, Amén”.

Versículo: “Pues Dios habla una y otra vez, aunque la gente no lo reconozca. Habla en sueños, en visiones nocturnas, cuando el sueño profundo cae sobre las personas mientras están acostadas” Job 33:14-15 (NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Anterior PublicaciónEl acto de recordar
Siguiente Publicación¿Y si hace falta re-perdonar?