Buen Día – Eres Fuerte en Dios (con audio)

Algo que veo continuamente es la falta de confianza en las capacidades personales. Ya sea que se tenga 17 o 70 años, pareciera ser una parte de la condición humana que esta innato en millones de personas.
Lo interesante es que incluso uno de los más grandes líderes de Israel, Moisés, lo padeció.

Cuando Dios le dijo a Moisés que les dijera a los israelitas que los liberaría de la cruel esclavitud e Egipto, respondió, “Va a resultar que ellos no me creerán, ni oirán mi voz. Más bien, dirán: “El Señor no se te ha aparecido” (Éxodo 4:1 – RVC) y en el verso 10 dijo “¡Ay, Señor! Yo nunca he sido hombre de fácil palabra, ni antes ni ahora que hablas con este siervo tuyo. Y es que soy muy lento para hablar, y mi lengua es muy torpe”

Moisés se consideraba un mal orador y dudaba que tanto los israelitas – su pueblo; como el Faraón – su enemigo, lo escucharan. En una ocasión, cuando las cosas no iban bien Moisés se frustró y culpó a Dios: “¡Ay, Señor! ¿Por qué tratas tan mal a este pueblo? ¿Para esto me enviaste? 23 Desde que me presenté ante el faraón y le hablé en tu nombre, no ha hecho más que maltratar a este pueblo, que es tu pueblo. ¡Y tú no has hecho nada para librarlo!” (Éxodo 5: 22–23 NVI)

Pero, aun así; el amor y la misericordia de Dios, su poderosa gracia fue mayor que la debilidad de Moisés. Sabemos hoy que Moisés fue el héroe que liberto al pueblo Hebreo de la esclavitud y lo llevó por el desierto bajo el cuidado y la protección del Señor.

Estoy seguro de que Moisés siempre estuvo consciente -y tal vez se sintió avergonzado de sus debilidades como hombre y como líder. Pero este fue el hombre escogido por Dios para uno de los eventos más impresionantes de la historia de la humanidad, el éxodo del pueblo Judío.

Es pues, hoy como verdaderos cristianos que debemos rendir nuestras debilidades ante el Señor, Pablo lo dijo en su primera carta a los Corintios capítulo 1, verso 27 “…sino que Dios eligió lo necio del mundo, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo, para avergonzar a lo fuerte”.

No es tu capacidad o tu fortaleza lo que determinara la manera en la que Dios te usara para sus propósitos, sino que El usara a quien quiera.

Quiero agregar, “no tenemos nada, ni sabemos nada, ni podemos hacer nada para impresionar a Dios” Dios es totalmente soberano. Tu debilidad, incapacidad, desconocimiento, edad, etc. no te inhabilita ante Dios, tu eres totalmente capaz ante sus ojos.

Solo tu obediencia será la puerta de entrada para alcanzar los más altos propósitos de la vida, tal y como lo hizo Moisés, quien en medio de sus debilidades personales y de carácter pudo, siendo obediente al Señor llegar a ser un héroe de la fe reconocido en la Palabra de Dios.

Descubre tu fortaleza en el Señor, aprende a depender de Él; porque Él es suficiente donde tú no puedes serlo.

Vamos a orar “Señor gracias por mostrarme que todo lo puedo en Cristo, que tu no haces diferencia de las personas y de que soy fuerte en ti, lo creo y declaro en el nombre de Jesús, Amen”

Versículo “Sino que Dios eligió lo necio del mundo, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo, para avergonzar a lo fuerte”. 1 Corintios 1:27 (RVC)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.