Buen Día – ¡Gracias Dios!

Cuando en todas las áreas de la vida las situaciones están marchando bien es fácil olvidarse de ser agradecidos, quizás porque se da por entendido que esa es una condición merecida, o simplemente porque no se llega ni siquiera a pensar que otros han influido para que su situación se encuentre en un buen momento.
Incluso es fácil olvidarse de Dios, de su favor y misericordia cuando las condiciones de la vida son agradables y se piensa que no se necesita de Dios.

Lee esto con atención, “No esperes a que tu situación cambie y que tengas dificultades para acercarte a Dios. Él nunca te ha abandonado, ni nunca lo hará; pero es tu deber mantener una estrecha, profunda e íntima relación con tu Padre Celestial”.
Ten en cuenta esto, “de un día para el otro pueden ocurrir sucesos que dificultan la vida; muchas veces sin avisar y tomarte desprevenido(a)”
Por lo tanto, ser sabios y entendidos significa que en “todo momento se tiene a Dios como el primero y el más importante para ti”.

Es Dios quien te llena de favor, te da gracia, Su misericordia está contigo siempre, Su amor es incondicional, Él te quiere ver haciendo el bien, hablando bien y actuando conforme a Su voluntad.

Hoy es un buen día para orar, colocándole tus peticiones, pero también hablándole al Señor con palabras de agradecimiento; declarando en fe Sus promesas.

Que podamos declarar como lo hizo el Rey David, en el Salmo 66, versículo veinte, cuando escribió “alaben a Dios porque Él escuchó su oración” … a lo que le agrego “alabemos a Dios porque no ha quitado de nosotros Su misericordia, porque nos llena con Su amor, y con Su gracia; porque hoy decido confiar en Él, sabiendo que de Él vendrá la respuesta, porque El es fiel, siempre fiel”.
¡Alabado sea mi Dios y mi Señor!

Versículo “Alaben a Dios, quien no pasó por alto mi oración, ni me quitó su amor inagotable”. Salmos 66:20 (NTV)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Anterior PublicaciónEl problema con la limpieza
Siguiente PublicaciónNo Desmayes