Buen Dia – Iniciando renovados


Vemos como la naturaleza se renueva en cada estación; por ejemplo, las hojas de los arboles se caen especialmente en el otoño, pero nacen nuevas en la primavera.
Si observamos con detenimiento la naturaleza podremos también comprender la manera en la que Dios obra en nuestra vida, con esto quiero decir que los cristianos también experimentamos “procesos de renovación”. En cada etapa, cada edad, con cada una de las experiencias que vivimos, tenemos la oportunidad de “crecer en nuestra relación con el Señor”.
He aprendido que los cambios se aceleran cuando aceptamos que es necesario renovar nuestro pensamiento a través del poder del Espíritu Santo; porque sin una transformación y renovación del pensamiento solo estaremos viendo como otros crecen, pasando simplemente a ser testigos y no protagonistas.
El Señor nos ha dado las Escrituras para que podamos crecer en Él y ser transformados por la renovación de nuestra mente; pero debemos buscar algo más que simplemente conocimiento intelectual… es necesario dejarlo que “penetre en nuestra mente y que trabaje en nuestro corazón”.
Cuando Jesús estuvo en Su ministerio en la tierra, los líderes religiosos judíos de esa época tenían un gran conocimiento de las escrituras, pero no fueron transformados en su corazón, por eso no pudieron reconocerle como el Mesías.
Hoy les dejo para meditar en la explicación que el apóstol Pablo hace de la verdadera transformación que proviene de lo que lo llamo “el conocimiento experiencial”. Él escribe: “Pido al Padre que de su gloriosa riqueza les dé a ustedes, interiormente, poder y fuerza por medio del Espíritu de Dios, que Cristo viva en sus corazones por la fe, y que el amor sea la raíz y el fundamento de sus vidas. Y que así puedan comprender con todo el pueblo santo cuán ancho, largo, alto y profundo es el amor de Cristo” (Efesios 3:16-18 – DHH)
Esa misma es mi oración de hoy para ti.

Versículo “Pido al Padre que de su gloriosa riqueza les dé a ustedes, interiormente, poder y fuerza por medio del Espíritu de Dios, que Cristo viva en sus corazones por la fe, y que el amor sea la raíz y el fundamento de sus vidas” Efesios 3:16-17 (DHH)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.