Buen Dia – Interrelación Efectiva


La interrelación con los demás es importante para todos los seres humanos. Así está dado desde el principio de la creación.
Dios determinó en Genesis 2:18 que “no es bueno que el hombre estuviera solo…”; en el principio Adán experimentó una relación directa “vertical”; es decir, del hombre con Dios directamente; pero el Señor decidió que era bueno que tuviera también una relación en el sentido “horizontal” es decir con una persona que fuera su igual; que le complementara y así creó a la mujer.

El gran sabio Salomón escribió en el libro de Eclesiastés 4:9-10 “Más valen dos que uno, porque obtienen más fruto de su esfuerzo. Si caen, el uno levanta al otro. ¡Ay del que cae y no tiene quien lo levante”

Las interrelaciones entre las personas son absolutamente necesarias para alcanzar metas en todos los aspectos de nuestras vidas. Las necesitamos, pero además necesitamos que funcionen bien,

Para tener una familia es necesario contar con un hombre y con una mujer que se unan en matrimonio y que les den la bienvenida a sus hijos. Allí interactúan todos.

Para que los negocios funcionen exitosamente se requiere que las personas que laboran den lo mejor y se unan para lograr las metas empresariales, interactuando de forma efectiva y eficiente.

En los ministerios y en las iglesias la interrelación y la unidad son la clave para el logro de los objetivos espirituales de los miembros.

Cuatro elementos son claves en una interrelación humana efectiva, respeto, honestidad, compromiso y unidad.

Necesitas interactuar con los demás, ya sea en tu hogar, en tu trabajo o en tu ministerio, hazlo con amor, respeto, honestidad, con compromiso y buscando la unidad; haz tu parte sin descuidar tu relación con Tu Padre Celestial.

Versículo “Más valen dos que uno, porque obtienen más fruto de su esfuerzo. Si caen, el uno levanta al otro. ¡Ay del que cae y no tiene quien lo levante” Eclesiastés 4:9-10 (NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Anterior PublicaciónPENSAMIENTO DIARIO –LA MENTE
Siguiente PublicaciónEl pensamiento del Día