Buen Día – La Convicción de Fe

¿Te has dado cuenta de que hay temporadas para todo en la vida?, unas para estar felices y disfrutar de lo que somos, de la familia, de los amigos, del trabajo; pero también llegan temporadas en las que aparecen las dificultades, y es en esos momentos en los que nos preguntamos, ¿cuándo van a terminar los problemas?.
Sea cual sea el tiempo que te estés viviendo, hay algo que saldrá a relucir en tu vida y es “tus convicciones”

Aunque es especialmente en los momentos difíciles que se dificulta conciliar el sueño, o que se pierde el apetito, o que por el contrario se genere un deseo de comer incontenible.
Todas estas situaciones acumuladas producen un desbalance en el cuerpo el cual puede ser muy dañino para la salud tanto física como mental.

Es inevitable que vayamos a pasar por temporadas felices y llenas de logros, pero también vamos a vivir tiempos en los que todo se complica, y estas situaciones llevan a las personas a estar alterados, a convivir con temor y angustia.

Por eso Dios tiene para nosotros un camino, una solución, y es “que nos concentremos en Él en los tiempos de dificultades”; al hacerlo, descubriremos que el Señor está haciendo una obra importante durante la “tormenta”.

En el libro de los Salmos capítulo 27, verso 14 dice “Pon tu esperanza en el Señor; ten valor, cobra ánimo; ¡pon tu esperanza en el Señor!” (NVI)

Es claramente visible que en la dificultad se evidencien las verdaderas creencias que tenemos; aquellas convicciones que hay en nuestro interior, el nivel de fe y confianza en el Señor o la debilidad espiritual.

Si hay una fe fuerte y establecida en Jesús, entonces la persona pasara por situación como algo que se tuvo que vivir, que le traerá aprendizajes, pero que a su vez le afirmará la fe. Pero para aquellos que son débiles en la fe esta será una gran prueba.

Tus convicciones te harán actuar conforme a lo que está establecido allá en tu ser íntimo e interior. Porque cuando las circunstancias se tornan fuera de nuestro control, lo que realmente creemos es lo que “saldrá a la superficie”.
El nivel de profundidad en la fe, la identidad como creyentes y la confianza en las promesas de Dios se harán evidentes, pero también la falta de fe saldrá a la luz.

La reacción de una persona con una fe aferrada a Jesús será fuerte, pero el débil de la fe tendrá que aprender a aferrarse en el Señor.

No esperes a que el mal tiempo llegue, afiánzate en tu convicción, en tu fe en Jesús; te recuerdo que en la Palabra de Dios está todo lo que necesitas saber sobre la vida y que el Espíritu Santo te trae revelación de la verdad, por lo tanto, entrégate total y completamente al Señor para que en todo momento, en los buenos y en los malos tus convicciones, tu fe en Jesús sea fuerte, la que te permita superarlo todo, porque estás en Cristo.

Oremos: “Señor, tanto en los tiempos buenos, como en los difíciles confiare en Ti. Sé que en Cristo soy más que vencedor y te pido que me ayudes a tener esta certeza como una fuerte convicción. Decido aferrarme a ti, creo en tus promesas y declaro que de tu mano saldré vencedor, lo creo y declaro en el Nombre de Jesús, Amen”

Versículo: “Pon tu esperanza en el Señor; ten valor, cobra ánimo; ¡pon tu esperanza en el Señor!” Salmos 27:14 (NVI)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com

Suscríbete!

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

YouBlessing

Log In

Or with username:

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.