Buen Día – La Única Adoración

Con el correr de los años el significado de algunas palabras se va cambiando, en muchos casos alejándose del concepto original, o ampliando la aplicación hasta desvirtuar el sentido de la palabra.

Por ejemplo, en el diccionario la palabra adoración significa “la acción y el efecto de rendir tributo y reverencia a Dios”; pero en la actualidad muchas personas usan esta palabra para referirse al gusto por cualquier cosa, tal es caso de alguien que dice que “adora” a determinada comida, o que “adora” a una persona, etc.

Pero Bíblicamente la adoración es un acto muy profundo que implica reverencia, obediencia, expresiones de gozo, agradecimiento, servicio y obediencia a Dios.

Jesús estuvo en el desierto por 40 días y noches, al final el tentador quiso confundirlo y hacer que pecara, pero Él no lo hizo, leamos Mateo 4:9-10 “y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás”.
La adoración es exclusiva para Dios, solo a Él adoramos y solo a Él le servimos.

Cuando adoramos con cánticos el estado de ánimo cambia, si alguien está triste ¡que le cante al Señor alabanzas! y así verá cómo su tristeza cambia a gozo.

Si el enemigo te quiere desanimar, confundir, mantenerte atemorizado, sin fuerzas o distraído, entonces decide cantarle al Señor cánticos de alabanza y adoración, tal y como lo describe David en el Salmo 59:16-17.  Pero yo cantaré de tu poder, Y alabaré de mañana tu misericordia; Porque has sido mi amparo, Y refugio en el día de mi angustia. Fortaleza mía, a ti cantaré; Porque eres, oh Dios, mi refugio, el Dios de mi misericordia”. (RVR60)

Cuando cantamos alabanzas con todo el corazón se produce un encuentro, el de un espíritu de amor que agradece, engrandece y le da gloria al Señor, con el Espíritu Santo quien llena de Su presencia todo nuestro ser, trayendo su fruto a ser manifestado en nosotros.

La próxima vez que cantes alabanzas, las que dan hora al Padre, las que exaltan el nombre de Jesús, cántale con todo tu corazón, exprésalo con todo tu ser, porque así tendrás un encuentro profundo con el Señor, renovarás tus fuerzas y sentirás el fluir del amor y la misericordia de Dios.

Nunca olvides que la verdadera adoración es exclusiva para Dios.

Oremos “Amado Padre celestial, gracias por ser un Dios bueno, gracias por tu amor y misericordia. Solo a ti te honro, solo a ti te adoro y solo a ti serviré. Tu eres la fuerza de mi vida; eres el refugio en medio de mis días, te cantare y alabare por siempre, lo declaro en el nombre de Jesús, Amén”  

Versículo, “y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás”. Mateo 4:9-10 (RVR60)

Buen Dia
Juan C Quintero
www.buendiatodoslosdias.com

Aquí puedes Comentar o Responder a esta Publicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete, no te pierdas nuestras publicaciones.

¡Mantente actualizado... Hacemos publicaciones diariamente!

Recuerda revisar tu correo para validar suscripción!

YouBlessing

Más 122,000+ Lectores

Síguenos y recibe contenido fresco cada día de elversículodeldía.com